“Más por menos”: “El argentino es en general solidario”

Horacio Cristiani, director de Cáritas Argentina, habló con Eduardo Serenellini en “El Locutorio” de radio Latina.
Jueves 11 de junio de 2015

El argentino, por excelencia, por naturaleza, por cultura, somos de ayudar al otro. ¿O me equivoco?

Es verdad. En general el argentino es solidario. Fundamentalmente cuando hay algún tipo de emergencia o problemática. Cuesta un poco más esa ayuda constante para sostener los trabajos que vienen haciendo las distintas organizaciones, en este caso como Caritas, pero en esencia es un pueblo solidario.

¿Y hay mucha necesidad Horacio?

Si, las necesidades siempre están. Evidentemente hay una pobreza estructural en nuestro país que es necesario atenderla y se manifiesta de distintas maneras. En el caso de Caritas trabajamos en distintos ejes que hacen a la pobreza. Lo más visible es lo que llamamos la ayuda inmediata que son los comedores y desayunadores que tiene Cáritas en el país. Más de 1.500 comedores en todo el país. Pero también desde el punto de vista de la inclusión educativa para que la educación sea cada vez mejor apoyando en aquellos sectores por medio de programas de educación no formal para que los jóvenes puedan seguir estudiando para que haya reinclusión en el secundario aquellos que dejan.

O sea que corriendo la política del medio y no ir a la respuesta fácil que se ocupe el Estado, para eso están, qué sé yo... Tenemos que estar todos de una u otra forma. Desde nuestro lugar de trabajo. Siempre. ¿Por qué no ayudar?

Es así. El Estado obviamente tiene una responsabilidad primaria pero las organizaciones, como en este caso Cáritas, también atienden de alguna manera las necesidades más urgentes y apoyando la promoción de la dignidad humana. Eso es una tarea de todos.

Más allá de los porcentajes, cinco por ciento, diez, quince de pobres, qué sé yo, aunque sean diez o veinte o uno hay que ayudar. Tenemos que colaborar...

Exactamente. Más allá de los porcentajes. Yo diría que Caritas tiene una misión que es estar y trabajar con los más pobres. A veces se utilizan los porcentajes que lo que hacen es distraer sobre la profundidad de la pobreza y su existencia. Es decir hoy, nuestro país, de alguna manera, o en la región en Latinoamérica, vemos nuevas pobrezas como las adicciones que si bien cruzan todas capas de la sociedad a los jóvenes de los barrios más pobres los hace más marginados aún. Toda la problemática de la trata de personas sobre las cuales también Cáritas tiene un eje de ciudadanía por el cual trabaja. Eso afecta a las familias más pobres en general. Por lo tanto estas nuevas formas de pobreza también tenemos que tenerlas presentes y trabajando. Cáritas lo hace en todo el país.