Colombia superó a Brasil en el primer choque de candidatos

Colombia se sobrepuso a su amargo debut en la Copa América Chile-2015 al vencer con categoría 1-0 a Brasil, en partido de la segunda fecha del Grupo C disputado en el estadio Monumental de Santiago.
Miércoles 17 de junio de 2015

El defensor Jeison Murillo, que la próxima temporada jugará en el Inter de Milán tras su paso por el Granada español, marcó el gol de la victoria a los 36 minutos.

Con este resultado, Colombia alcanzó a Brasil y Venezuela en la punta de la tabla con 3 puntos, mientras que Perú es último sin unidades.

La segunda jornada de la zona se completará el jueves con el choque entre incas y la vinontinto en Valparaíso (23H30 GMT).

La tercera fecha de la llave se disputará el domingo con los partidos Colombia-Perú en Temuco (sur), a partir de las 19H00 GMT, y Brasil-Venezuela en Santiago (21H30 GMT).

La selección cafetera se tomó revancha de la eliminación por parte de Brasil en cuartos de final del Mundial-2014.

Colombia, como se esperaba, se apropió de la pelota en los primeros minutos ejerciendo una fuerte presión sobre la salida de Dani Alves y Filipe Luis, similar a la que Venezuela le aplicó a los laterales cafeteros en el debut en Rancagua.

Ese control de las bandas y la apertura de espacios en la media cancha le dieron libertad de acción a James Rodríguez, con un activo Teo Gutiérrez en ataque, saliendo y entrando del área grande para apoyar al del Real Madrid en la creación.

Fue así como Colombia a los 4 minutos fabricó la primera ocasión en predios de Jefferson, con un centro de James a media altura que atravesó el área pequeña y que por poco conectó Teo de cabeza.

- Neymar aislado -

Brasil, con Neymar aislado por una marca zonal sobre la derecha con Camilo Zúñiga y Carlos Sánchez, apenas se aproximó con un remate de media distancia de Filipe Luis que atajó sin problemas David Ospina.

Colombia era más en los primeros 20 minutos, producto de una buena posesión de la pelota y la constante actividad de su circuito ofensivo, en el que Juan Guillermo Cuadrado ponía la explosión con gambeta y velocidad, y James el pase largo y al vacío.

Fue así como se gestó una ocasión de gol que Falcao desperdició con un remate desviado, luego de que Teo lo dejara en perfecta posición al habilitarlo con el pecho.

Brasil apenas resistía en defensa y el trabajo sucio lo hacían en el medio Fernandinho y Elías ante la movilidad de los colombianos.

Y fue en una falta de Elías sobre Falcao en un costado donde nació el gol de Colombia a los 36 minutos.

James ejecutó al área, la pelota quedó rebotando tras un rechazo incómodo de Fernandinho y Murillo que había subido a buscar el cabezazo conectó de izquierda un remate bajo al vertical derecho de Jefferson.

Brasil sintió el golpe al mentón y por poco queda nocaut a los 43, cuando Cuadrado le pegó desviado desde la frontal del área luego de un taconazo atrás de Falcao que desubicó la defensa.

Los de Dunga parecieron despertar en el final y tuvieron el gol en la cabeza de Neymar luego de un centro de Dani Alves pero que Ospina atajó espectacularmente con los pies sobre la línea de sentencia.

Dunga movió las fichas para la segunda mitad con el ingreso de Philippe Coutinho por el improductivo Fred en la creación, mientras que Colombia saltó con el mismo once e igual ímpetu ofensivo.

Cuadrado volvió a asustar a Brasil con un remate fuera del área a los 49 que levantó al Monumental, repleto de hinchas colombianos, y provocó el airado reclamo de Dunga a sus dirigidos.

El enojo del sheriff estuvo por traducirse en gol a los 57 cuando Firmino desaprovechó el arco vacío luego de que Murillo devolviera mal a Ospina y el meta del Arsenal inglés terminara en el piso.

En la última media hora de partido fue Brasil el que llevó el peso ofensivo, con Colombia bien parado en su territorio y controlando a Neymar, y aunque no pasó riesgos en el arco, terminó acosado pero sin perder el control de la situación.

Una vez concluido el partido, Neymar le arrojó el balón a un defensa colombiano generándose una gresca a la que sumó Bacca para darle un fueron empujón al delantero del Barcelona, que terminó con la expulsión de ambos jugadores.