Perú superó a Bolivia y será rival de Chile en semifinales

El seleccionado de Perú venció a su par de Bolivia 3-1 en Temuco y se medirá en las semifinales de la Copa América con el anfitrión, Chile. Tres goles de Paolo Guerrero le dieron la victoria a Perú, en tanto Marcelo Martins realizó el descuento, de penal.
Jueves 25 de junio de 2015

El entrenador argentino del representativo peruano, Ricardo Gareca, ya había sido distinguido como el mejor estratega de la fase de grupos en esta competencia.

Perú ejerció una fuerte presión en campo del oponente en el comienzo, y provocaba errores peligrosos en los jugadores bolivianos, que no lograban alejar el balón de la propia meta.

La primera llegada clara se produjo a los 14 minutos de juego, con un tiro de esquina ejecutado por Jefferson Farfán para un remate deslizante de Claudio Pizarro, que sólo pudo frustrar el defensor Miguel Hurtado sobre la línea.

A los 19, un centro enviado por Juan Vargas desde la izquierda depararía la apertura del marcador, en conjunción con un anticipo ofensivo de Guerrero, quien se impuso en el juego aéreo a Cristian Coimbra para marcar el 1-0 de cabeza. Perú contó con un contraataque enseguida, a los 22, a la salida de un córner, y tocando lúcidamente ante el estrepitoso retroceso de Bolivia dio con el 2-0 mediante otra definición excelsa de Guerrero.

El equipo tricolor, anímicamente golpeado, intentó seguir avanzando a pesar de que no podía completar ninguna maniobra ofensiva y así encontró al menos la ayuda de la marca peruana, presta a golpear ante cualquier aproximación.

Así, los bolivianos tuvieron varias chances en acciones originadas de pelota parada en los pies del sueco nacionalizado Martin Smedberg, y a los 29 estuvieron a punto de achicar la diferencia con un cabezazo de Martins que detuvo el arquero en el aire, arrojándose hacia el interior del arco.

Perú, por su parte, estuvo a centímetros del tercero antes del descanso, ya que Farfán conmovió los postes a los 36 y a los 45 minutos de la etapa.

En el segundo período, pasó con buena fortuna un sobresalto a los 26, cuando el arquero debió haber sido expulsado por cometerle penal a Smedberg en un mano a mano, pero el árbitro colombiano Wilmar Roldán no sancionó la falta.

Y dos minutos después, a los 28, el mismo Guerrero capitalizó un pésimo pase de Danny Bejarano para escapar en velocidad y consumar el 3-0 parcial.

Consecuentemente, el penal que Martins cambió por gol a los 38, tras una infracción de Luis Advíncula a Damián Lizio, prácticamente careció de sentido.

Así las cosas, habrá al menos un entrenador argentino en la definición de la competencia. Chile, bajo la dirección técnica del santafesino Jorge Sampaoli, viene de dejar en el camino al duro representativo uruguayo, por lo que se espera otro encuentro interesante.