Cine: Yarará

Un film de Sebastián Sarquís. Inspirado en el cuento “El Camino de la Costa”, de JUAN JOSÉ SAER.
Jueves 25 de junio de 2015
La película Yarará, segundo film de Sebastián Sarquis llegará a las salas el jueves 25 de junio.

En este nuevo trabajo, el director rinde culto y homenaje a "Palo y Hueso", emblemática película de Nicolás Sarquís, su padre.

Yarará narra el viaje que realiza el mismo Sebastián Sarquís en busca de escenarios y personajes para su nueva película, inspirada en otro cuento de Juan José Saer. Con ese objetivo, emprende camino hacia el noreste santefesino, zona en la que 45 años antes su padre filmó su ópera prima: Palo y Hueso.

El relato de esa excursión, en la que el director se va cruzando con algunos personajes que dieron vida al film de su padre, y la puesta en escena de su nueva película, confluyen y se entrelazan para construir la trama argumental.

El hilo narrativo que alimenta la historia se refiere el conflicto que viven cuatro personajes en la misma zona, a orillas del río Paraná: Juana, la Madre, Montenegro, el Hijo, Abdala Farías, el Padre sustituto y Lucio, un muchacho tomado en adopción durante las travesías de Farías como vendedor ambulante. Montenegro, aborrece la relación que mantiene su Madre con ese hombre mayor y atormentado por los celos, un día le propina un brutal castigo. La misma Madre lo denuncia y termina en la cárcel. Tiempo después, cuando sale de su encierro, Montenegro busca a Abdala Farías con la intención de matarlo pero se traba en un duelo a muerte con Lucio, quien esgrime una yarará mortífera para enfrentarlo.

La crónica de la búsqueda inicial y el relato de los inesperados acontecimientos posteriores, conducen a un desenlace donde la ficción se mimetiza con la realidad.


ELENCO ARTÍSTICO:
JUAN PALOMINO
RUDY CHERNICOF
HÉCTOR DA ROSA
SEBASTIÁN SARQUÍS
LUCAS LAGRÉ
JUANA MARTÍNEZ
OMAR TIBERTI
PARTICIPACIÓN ESPECIAL: OMAR FANUCCHI

FICHA TECNICA:
GUIÓN: SEBASTIÁN SARQUÍS
FOTOGRAFÍA: LUIS CAMARA
MONTAJE: RAFAEL MENÉNDEZ
SONIDO Y MÚSICA: PABLO SALA
ESCENOGRAFÍA: LUCAS COMPARETTO
VESTUARIO: LAURA PERALES
COORDINADOR DE PRODUCCIÓN: ROBERTO SOTO
DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN: ESTELA MARIS FERNÁNDEZ - MAURO GONZÁLEZ
ASISTENTE DE DIRECCIÓN: GABRIEL ARREGUI
PRODUCTOR EJECUTIVO: SEBASTIÁN SARQUÍS
PRODUCTORES: ESTELA MARIS FERNÁNDEZ, GABRIEL ARREGUI, SEBASTIÁN SARQUÍS
COMPAÑÍA PRODUCTORA: FUNDACIÓN ARGENTINA AUDIOVISUAL (FUARA)
DIRIGIDA POR: SEBASTIÁN SARQUÍS
Titulo Original: Yarará
País: Argentina
Formato de Rodaje: Color HD
Duración: 96 min.

Acerca de Yarará, por Sebastián Sarquís

“Esta historia fue concebida como un recipiente en el que todo puede mezclarse. En este sentido, internamente tenía cierta libertad en el registro de las imágenes, pudiendo nutrirme de cierta casualidad y azar que emanaba del lugar. Me interesaba trabajar sobre la idea de un relato dirigido a la libre percepción del espectador, que pudiera pendular en una delgada línea que separa los mundos de la ficción y el documental, sin responder directamente a una trama convencional.

La intención es realizar un viaje en el tiempo y en la memoria de los personajes y un reencuentro con una parte de sus historias personales.
A su vez, desde una mirada contemplativa, propone ahondar en la intimidad de sus personajes y la relación con su entorno.

Yarará surgió de la idea y necesidad de realizar un acercamiento, un homenaje a un film considerado clásico, de la década del 60, PALO Y HUESO, y a quienes lo realizaron. Esta película fue la opera prima de mi padre y durante la filmación, en el pueblo de San José del Rincón, Provincia de Santa Fé, fui concebido. De alguna manera, Yarará constituye un encuentro con mis orígenes.

Para ello tenía que volver a “La Zona”, elemento central en la obra de Saer. “El Camino de la Costa” es otro cuento en el que nuevamente, sus personajes parecen estar encadenados a sus destinos, aceptan los hechos como irreversibles con una resignada actitud. Parecen estar, asimismo, incapacitados para comunicarse directamente. Es como una comunicación subjetiva, acrecentada por cierta rusticidad en el comportamiento”.