Quieren cerrar mítico restaurant de la calle Corrientes

Un conflicto entre socios amenaza el futuro del histórico restaurant "El Palacio de la papa frita". El dueño quiere alquilarlo a una pizzería y los empleados buscan resistir el desalojo del local ubicado en Corrientes al 1600, en pleno centro porteño.
Martes 30 de junio de 2015
La calle Corrientes podría perder uno de sus símbolos: El Palacio de la Papa Frita. Protagonista desde hace décadas de las comidas después del teatro o el cine, restaurant favorito de los famosos, espacio en el que abuelos inician a sus nietos en la abundancia gastronómica podría convertirse en recuerdo.

Un problema entre los socios del local ubicado en Corrientes 1612 habría desencadenado el conflicto que podría terminar con el cierre del local. Ahí, en 1952 nació la cadena que hoy cuenta con otras tres sedes: una en la Costanera, avenida Rafael Obligado 6710; otra en Barrio Norte, Laprida 1339 y una tercera, también en el Centro, Lavalle 735.

"El 11 de mayo nos comunicaron el desalojo, que se concretaría esta semana. Me duele esta situación, es totalmente injusta. El Palacio no merece desaparecer de la avenida Corrientes. Queremos y vamos a defender este espacio", dijo el empresario gastronómico Ricardo Maidana, quien en 2014 se hizo cargo de la cadena, en ese momento también complicada por el cierre.