River afuera de la Copa: Central lo eliminó en 16avos

El Millonario poco pudo hacer ante el equipo de Coudet y cayó con claridad. En San Juan, Marco Ruben y Jonás Aguirre fueron los encargados de marcar los goles del Canalla. Bertolo debutó pero se fue lesionado.
Sábado 4 de julio de 2015
Marco Ruben, mediante la ejecución de un penal, inauguró el tanteador a los 27 minutos del primer tiempo, mientras que Jonás Aguirre le colocó cifras definitivas al score a los 44 del complemento.

El árbitro Federico Beligoy -de cuestionable actuación- expulsó a Jonathan Maidana y a Eder Álvarez Balanta en el equipo dirigido por Marcelo Gallardo, mientras que hizo lo propio con Damián Musto en el "Canalla".

River se insinuó algo mejor en los primeros instantes del partido al mantener el control del balón por intermedio del buen pie del debutante Nicolás Bertolo, de Gonzalo Martínez y Carlos Sánchez, contando además con las incursiones ofensivas de Eder Álvarez Balanta, que se mostró mucho más apto para salir jugando que el habitual titular Funes Mori aunque otorgando demasiadas ventajas en la zaga.

A Central, finalista de la Copa Argentina el año pasado, le costó acomodarse al partido aunque con la temprana lesión de Bertolo en River (posible desgarro) se vio involuntariamente beneficiado.

Promediando la etapa Franco Cervi comenzó a convertirse en eje y esa superación en el rendimiento rosarino halló inesperado correlato en una infantil falta de Jonathan Maidana en perjuicio del citado Cervi que Marco Ruben transformó en gol al acertar con su remate desde los 12 pasos.

Un River en desventaja intentó torcer el rumbo del cotejo pero se encontró con un iluminado Mauricio Caranta que impidió la caída de su valla a los 32 minutos desviando un cabezazo de Rodrigo Mora y a los 37 conteniendo un fuerte disparo de Lucas Boyé.

En el complemento Martínez se retrasó y el elenco "millonario" comenzó a ejercer un dominio que por momentos se tornó insostenible para el elenco rosarino, conjunto que sin rubores se retrasó en el campo cediéndole el protagonismo a su desesperado adversario.

Al minuto del complemento nuevamente Caranta le lució desviando al tiro de esquina un remate de Martínez que llevaba inexorable destino de gol, similar situación que se vivió a los 10 cuando Caranta, en jugada casi calcada, logró impedir nuevamente la caída de su valla.

La expulsión de Álvarez Balanta le facilitó los caminos al mezquino elenco rosarino que a pesar de semejante superioridad numérica no escatimó esfuerzos a la hora de defender la ventaja conseguida sin adosarle algún atisbo de audacia a su inicial propuesta.

Los cambios implementados por el "Muñeco" sobre el final no le dieron ninguna solución a los dilemas millonarios, ya que tanto Pisculichi (muy lejos de su nivel) como el por demás carbohidratado Cavenaghi no le cambiaron la cara a los anodinos embates del conjunto capitalino.

La conquista postrera de Jonás Aguirre, quien sorprendió a Marcelo Barovero desde aproximadamente 30 metros, agrandó demasiado las cifras y castigó a un River tan enjundioso como ineficaz al momento de resolver situaciones propicias.

Sustentado en la soberbia tarea de su experimentado golero, en alguna gragea de calidad de Cervi y en la sapiencia de Ruben para llevar a su enmarañado juego a los defensores "millonarios", Rosario Central se mostró algo más sólido en defensa que en el semestre anterior aunque invirtió la ecuación
en lo que se refiere a sus recortadas intenciones ofensivas.

En cuanto al conjunto de Marcelo Gallardo, careció del funcionamiento aceitado que se le pudo ver en varios partidos no muy lejanos aunque es justo consignar que no mereció irse de la Copa Argentina a manos de un rival que se aprovechó de muchos imponderables que le simplificaron el camino hacia la próxima rueda, donde enfrentará al que resulte ganador del encuentro entre Ferro Carril Oeste y Los Andes.