Una profesora y su esposo detenidos por pedofilia

La pareja integraba una banda que se dedicaba a intercambiar fotos de contenido sexual y captar menores para perpetrar abusos.
Miércoles 8 de julio de 2015
Una docente de 53 años y su esposo de 71 fueron detenidos en la localidad de Punta Lara acusados de integrar una banda que se dedicaba a intercambiar fotos de contenido sexual y captar menores a través de las redes sociales para prácticas de pedofilia.

La pareja sería la encargada de enviar y recibir material pornográfico, también fueron detenidos otros dos hombres que operaban desde una vivienda de la localidad de San Isidro.

La casa de Punta Lara fue allanada el martes a la mañana, en un operativo que hicieron policías de Cibercrimen a pedido del fiscal Fernando Cartasegna y por orden de juez César Melazo.

Según un diario platense, la profesora de historia salía de su casa rumbo a la escuela cuando fue sorprendida por un amplio operativo policial que la esperaba con una orden para allanar su casa en Punta Lara, por el presunto delito de pedofilia.

Algunas horas después, ella y su marido de 71 años salían de allí en condición de aprehendidos, acusados de "tráfico de pornografía infantil", informaron fuentes oficiales.

En simultáneo, la División de Pornografía Infantil de la Dirección de Cibercrimen de la Superintendencia de Delitos Complejos allanaron otra vivienda de San Isidro por la misma causa.

En ese procedimiento detuvieron a dos hombres y, al igual que en el de Ensenada, secuestraron material útil para la investigación, dijeron los mismos voceros.

La investigación comenzó hace más de seis meses, cuando llegó a la Procuración de la Suprema Corte provincial un alerta de la fundación The National Center for Missing & Exploited Children, una ONG de Estados Unidos que detectó un intercambio de conversaciones y material fotográfico de alto contenido erótico, que involucraba a menores en territorio bonaerense.

La denuncia recayó en la fiscalía que instruye causas conectadas con la trata de personas en el departamento judicial La Plata, a cargo de Fernando Cartasegna, ya que algunos Protocolo de Internet (IP) de las computadoras que aparecían en los chats eran de esta zona.

A pedido de Cartasegna, Cibercrimen montó una amplia investigación que permitió corroborar las direcciones de IP de las computadoras implicadas y su correspondiente ubicación: un domicilio en Punta Lara y otro en San Isidro.

El fiscal solicitó allanar esas viviendas, el juez platense César Melazo lo avaló y a las seis de la mañana del martes los distintos grupos operativos partieron hacia los destinos previstos, para concretar las medidas.

A las 7.30 los investigadores ya estaban apostados frente a un chalet situado en Almirante Brown y 98, de esa localidad de Ensenada, para sorprender a la dueña de casa cuando saliera con su automóvil Nissan de color bordó.

Fuentes que participaron del procedimiento comentaron que ella sólo atinó a tocar bocina, mientras los policías, Cartasegna y sus instructores se preparaban para ingresar al domicilio donde estaba el esposo.

En poder de la docente, de la que fuentes judiciales sólo informaron que da clases en la Escuela Media Nº 2 de Punta Lara, secuestraron carpetas y otros elementos personales.

En una de las carpetas había dos artículos periodísticos. Uno trataba sobre "el despertar sexual de los adolescentes a los 14 años" y el otro tenía como título "tengo 13 años y debuté", dijo un pesquisa.

La profesora y su marido, que es jubilado pero tendría vinculación con un gremio, quedaron aprehendidos tras el secuestro de una bolsa con juguetes, gel íntimo, dos vibradores, dos computadoras de escritorio, tres notebooks, un Ipod y teléfonos celulares, además de 150 CD y DVD, detalló el ministerio de Seguridad en un reporte.

Un alto vocero con acceso a la causa admitió que se investiga el rol que jugó cada uno de los acusados en esta historia. Se presume que "era la mujer la que chateaba con los hombres de San Isidro por una red social a la que accedía con un correo electrónico con el nick Romi".

Sin embargo, dijeron los mismos voceros, "en las conversaciones ella daba su verdadero nombre, hablaba de su trabajo y hasta se habría jactado de poder descartarse de todo el material comprometedor porque usaba discos externos", aunque en el allanamiento se secuestraron tres.

También habría revelado que "mantuvo relaciones con alumnos" y se investiga si es ella la que aparece en una foto aberrante, "junto a un niño de unos tres años", dijo un vocero.

La docente y su marido no tienen hijos en común, aunque él es padre de tres de un matrimonio anterior. Una de ellas se presentó durante el allanamiento, igual que un abogado particular que podría representarlos cuando los indague Cartasegna.

En la vivienda de San Isidro los efectivos detuvieron a dos hombres de 46 y 47 años (que en algunos de los chat se habrían hecho pasar por mujeres) y secuestraron una computadora, una tablet, cinco celulares, una cámara de fotos digital, un pendrive y cinco tarjetas de memoria con material de interés para la causa, se agregó en el reporte.