Las claves del juicio contra Mangeri

Este miércoles se conocerá el veredicto por el crimen de la joven que tiene al encargado del edificio de Ravignani como único imputado. El acusado podría ser condenado a reclusión perpetua.
Martes 14 de julio de 2015
Luego de cinco meses de debate oral, el juicio por el crimen de Ángeles Rawson llega a su fin. Las 22 jornadas que se desarrollaron todos los miércoles y viernes por medio, tuvieron dos inspecciones oculares, más de 120 testigos y cuatro debates de alegatos.

Este miércoles, Jorge Mangeri tendrá la oportunidad de hablar por última vez antes de que se lea el veredicto y, en caso de que sea condenatorio, la sentencia. El portero puede llegar a tener que cumplir la condena de prisión perpetua según exigen la querella y los fiscales.

LA IMPUTACIÍÓN

El portero acusado llegó al juicio oral procesado por abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa agravado y femicidio agravado por haber cometido "criminis causa", es decir que la mató para ocultar otro delito. Esta imputación tiene la condena máxima de prisión perpetua y es lo que piden tanto la querella como los fiscales.

LA QUERELLA

En el inicio de su alegato ante el Tribunal Oral en lo Criminal 9, el abogado Pablo Lanusse dijo que Ángeles llegó al edificio de Ravignani 2360 de Palermo, a las 9.52 de la mañana de ese día, pero "jamás pudo ingresar a su casa porque fue interceptada por el señor Mangeri" que, "con algún pretexto", condujo a la joven a "algún lugar del edificio donde desplegó su verdadero objetivo: abusar sexualmente de Ángeles Rawson.

Según Lanusse, la mañana en que Ángeles fue asesinada, Mangeri se aprovechó de la edad de la víctima, que tenía 16 años, su contextura física y el conocimiento previo que tenía de ella, ya que la conocía desde hacía 11 años.

En un claro contexto de violencia de género, el señor Mangeri cosificó a la víctima para agredir su integridad sexual y su integridad física a fines de satisfacer sus más bajos deseos sexuales", dijo el letrado, quien agregó que de todas formas, Ángeles "defendió su dignidad" y provocó "lesiones en su agresor", expresaron desde la querella.por esos delitos.

LA DEFENSA

La defensa de Mangeri cuestionó a lo largo de todo el proceso las pruebas principales contra el portero: como son el ADN de Mangeri en las uñas de la víctima y la autoincriminación a la que el portero señaló como un "apriete" que sufrió por parte de efectivos policiales antes de declarar en la fiscalía.

Además, Adrián Tenca cuestionó las calificaciones legales que eligieron tanto la querella -abuso sexual agravado en grado de tentativa en concurso real como homicidio criminis causae y femicidio-, como la fiscalía -abuso sexual seguido de muerte en concurso ideal con femicidio-, para pedir la prisión perpetua de Mangeri.

La defensa planteó que si lo consideran culpable a Mangeri, no hay evidencias de un abuso sexual, que las lesiones paragenitales no son suficientes para probar un ataque con motivaciones sexuales, que en todo caso el crimen debe ser calificado como un homicidio simple y que, por no tener antecedentes, lo justo sería una condena por la pena mínima de ese delito, que es de ocho años de cárcel.

LA AUTOINCRIMINACIÓN DE MANGERI

Durante las audiencias, se conoció que el único imputado por el crimen de Ángeles Rawson firmó un acta cuando llegó detenido a la Alcaidía de Tribunales en la que dejó asentado que las heridas que tenía en su cuerpo se las había hecho él.

Así surge de un acta de la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal introducida este miércoles en el juicio oral por el abogado querellante Pablo Lanusse, en la cual Mangeri indicó: "Las lesiones que tengo me las produje yo en la vía pública con un encendedor".

Con letra de imprenta manuscrita, la autoincriminación se encuentra en el acta firmada por Mangeri que le fue entregada por el tribunal al abogado del imputado, Adrián Tenca.

LA DECLARACIÓN DE DIANA

Diana Saettone explicó en su testimonio ante el Tribunal Oral en lo Criminal 9 porteño que la noche de ese viernes, cuando llegó a la fiscalía, se encontró con María Elena "Jimena" Aduriz, la madre de Angeles, y que ésta le dijo: "Mirá lo que le hicieron a Jorge. Quieren que se haga cargo de la muerte de 'Mumi".

Saettone denunció en la tercera audiencia del debate oral por el crimen de Ángeles que esa noche del viernes 14 de junio se sintió "presa" en la fiscalía de instrucción 35, a cargo de Paula Asaro, porque no la dejaban hablar por teléfono, la acompañaban para ir al baño y que tenía a una mujer policía a su lado que la cuidaba y le preguntaba sobre su marido.

LOS PAPÁS DE ÁNGELES

Los papás de Ángeles Rawson hablaron en la primera audiencia del juicio oral en Tribunales contra Jorge Mangeri. "Vamos a seguir pidiendo Justicia para que el asesino de Ángeles tenga prisión perpetua", dijo Franklin Rawson, papá de la menor.

En ese sentido, señaló que "me revolvió el estómago tener a metros al asesino de mi hija, pero tuve
que contenerme por Ángeles".

En la misma línea, Jimena Aduriz, mamá de la adolescente sostuvo que "fue una experiencia muy dura ver al asesino cerca. Confiamos en que la Justicia va a llevar a la verdad y va a ser condenado por lo que hizo".

PERITOS MÉDICOS

El perito médico Alfredo Sapag fue convocado por la fiscal Paula Asaro para revisar a Mangeri a raíz de su denuncia sobre supuestos apremios ilegales que le habían propinado policías, y habló sobre "heridas modificadas" en el cuerpo del portero.

"Eran lesiones complejas, y una gran cantidad", explicó el médico cuando el tribunal oral que lleva adelante el juicio lo interrogó sobre el cariz de los daños que había observado en el acusado Mangeri.
Entonces el defensor de Mangeri, Adrián Tenca, avanzó con una pregunta que resultó ser fundamental:
"¿Se produjo una lesión para ocultar otra?" "Puede ser", respondió el médico al interrogante del abogado ante los jueces del tribunal. Las lesiones "estaban modificadas con una sustancia cáustica o que produce calor", describió Sapag.

PERITOS FORENSES

Daniel Corach explicó que el Servicio de Huellas Digitales Genéticas que él dirige trabaja desde hace 24 años con el Poder Judicial de la Nación e intervino en 12.500 causas judiciales, y aclaró que en el marco de la investigación por el homicidio de Ángeles "se analizaron más de 180 muestras en distintos períodos de tiempo".

El experto explicó que es "imposible" que haya habido contaminación en el análisis de las muestras obtenidas, como sugiere la defensa de Mangeri en lo que se llama proceso de extracción de ADN, porque "no es cierto que se hayan analizado en forma simultánea las muestras de evidencia de las uñas de Ángeles y las de referencia de Mangeri".

INSPECCIONES OCULARES: RAVIGNANI Y CEAMSE

Durante el debate oral se realizaron dos inspecciones oculares: una en el domicilio de la joven donde el portero trabajaba para que todas las partes puedan conocer el lugar del crimen; y otro se realizó en el Ceamse, donde fue encontrado el cuerpo de la menor y se determinó que fue hallado "de forma fortuita".

ACOSADOR DE MUJERES

Durante el debate se presentaron 20 testigos, entre ellos, una mujer que le aseguró a su patrona que Mangeri se la pasaba diciéndole obscenidades cada vez que pasaba por el frente del edificio Ravignani 2360; y los empleadores de una mujer que renunció luego de ser acosada por el portero acusado de haber cometido el crimen.