A más sexo, menos posibilidades de desarrollar cáncer de próstata

Martes 28 de julio de 2015
Un estudio de la Asociación de Urología Americana muestra que los hombres que más eyaculan tienen menos riesgo de padecer cáncer de próstata. El número clave: 21 veces (o más) al mes.

Las cifras son contundentes: aproximadamente el 50% de hombres mayores de 50 años tienen problemas de próstata. La mayoría de casos se queda en una hipertrofia benigna, pero algunos casos evolucionan y se materializan en cáncer. Cuando esta enfermedad afecta a la próstata se considera de gravedad porque, aunque crece despacio, muchas veces requiere cirugía y ésta conlleva riesgos serios para el enfermo como impotencia, incontinencia o, en ocasiones, las dos.

Por todo ello, una parte destacada de la medicina y de la ciencia concentra sus esfuerzos en detectar formas de reducir las posibilidades del hombre de tener cáncer de próstata. La Asociación de Urología Americana ha descubierto y plasmado –por primera vez– en un estudio una relación positiva entre la eyaculación frecuente y un menor riesgo de desarrollar la enfermedad.

En otras palabras: cuanto más sexo hay, más se reducen las posibilidades del cáncer de próstata. En el estudio de la Asociación de Urología Americana han participado más de 32.000 hombres y se han barajado cifras como éstas: cuántas veces eyacularon a la semana durante el año anterior y cuántas veces estiman que lo hicieron cuando tenían 20, 30 y 40 años.

De esto se dedujo lo siguiente: los hombres que habían eyaculado por lo menos 21 veces al mes, tenían un riesgo menor de tener cáncer de próstata que los que lo habían hecho 6 o 7 veces (o menos) al mes.

Dado el revuelo que ha producido este estudio, los científicos se han apresurado a precisar que esta correlación no implica causa. A las claras: que no significa que el sexo frecuente sea la causa de la reducción del riesgo, y que hay más variables implícitas.