Historia de Turrón, el joven que fue entregado por su madre

Maximiliano Aguilera, de 15 años, está acusado de cuatro homicidios y se había escapado en su última detención. Su madre habló con Chiche Gelblung luego de entregarlo a la Justicia.
Viernes 4 de septiembre de 2015
Maximiliano Aguilera está acusado de cuatro homicidios y se había escapado en su última detención. Su madre habló con Chiche Gelblung luego de entregarlo a la Justicia.

Con apenas 15 años está acusado de asesinar en febrero de un tiro en la nuca al policía Ezequiel Alejandro Alifraco delante de su esposa y su nene de 6 meses. Además, está imputado por balear a otros dos jóvenes, aunque él mismo se jacta de haber matado a otras dos personas, incluido un gendarme.

La historia de muerte y robo de este adolescente tomó notoriedad el pasado 22 de abril. Ese día fue detenido por la policía en el cementerio de Lanús, a donde había asistido -vestido de sepulturero y con una pala en la mano- al entierro de su abuela. Una semana después, fue llevado a los Tribunales de Lomas de Zamora para comparecer en una audiencia judicial. Luego de la diligencia, cuando era trasladado esposado y a bordo de un vehículo de la secretaría, en el que iba un chofer y un asistente, de regreso al Centro Cerrado Almafuerte de La Plata, escapó.

Según informó la Policía en aquel entonces, en Camino Negro, a la altura de Puente La Noria, en Lomas de Zamora el detenido logró zafar de las esposas, forcejeó con la asistente y se arrojó al pavimento por la ventanilla desde el vehículo en movimiento. Desde ese día no se sabía nada de su paradero.

Vestido con pantalón de gimnasia azul y buzo negro, se entregó en horas de la mañana ante el juez Rubén Alesandrini, de la Justicia de Menores de Lomas de Zamora. Fue acompañado por dos abogados y por su mamá. "Yo lo convencí para que se entregue. Averigüé cómo hacer y contraté a los abogados. A mí me allanaron varias veces mi casa y los policías se comportaban muy violentos. Por eso tenía miedo de que le pase algo, que me lo matara la Policía", explicó Jesica, la madre de "Turrón" en diálogo con Chiche Gelblung en Argentina Despierta.

Maximiliano fue trasladado a un instituto de máxima seguridad de Mar del Plata. A pesar de la gravedad de los delitos por los que lo acusan, por su edad es inimputable. "Ahora el estado se tiene que encargar de regenerarlo, de brindarle contención", dijo uno de sus abogados.