Carta Abierta de 19 economistas a los miembros de la ONU

Un grupo de académicos se pronunció a favor de este proceso, que se votará el jueves en Naciones Unidas y llamó a los países europeos a manifestarte a favor de la propuesta impulsada por la Argentina.
Martes 8 de septiembre de 2015
Carta abierta a la ONU publicada por 19 economistas internacionales y entregada a todos los países miembros de la ONU en apoyo a los principios sobre restructuración de deudas soberanas que se votarán este jueves:





Blog de Yanis Varoufakis

pensamientos para el mundo post-2008



http://yanisvaroufakis.eu/





¡Los países europeos deben apoyar las propuestas de las Naciones Unidas para la reestructuración de las deudas soberanas! - Carta abierta a la ONU por 19 economistas



El 10 de septiembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas votará nueve principios relativos a la reestructuración de las deudas soberanas. La observancia de tales principios habrían evitado los escollos de la crisis griega, en la que los representantes políticos cedieron a las demandas de los acreedores a pesar de su falta de sentido económico y su impacto social desastroso. Esta resolución de interés público debe ser apoyada por todos los Estados europeos y debe ser puesta en el debate público.



La crisis griega ha dejado claro que los estados individuales que actúan por sí solos no pueden negociar condiciones razonables para la reestructuración de su deuda en el marco político actual, a pesar de que estas deudas son a menudo insostenibles en el largo plazo. Durante sus negociaciones con las instituciones acreedoras, Grecia se enfrentó a una obstinada negativa a considerar cualquier reestructuración de la deuda, a pesar de que esta negativa estaba en contradicción con las recomendaciones del propio FMI.



En la ONU, en Nueva York, hace exactamente un año, Argentina, con el apoyo de los 134 países del G77, propuso la creación de un comité destinado a establecer un marco jurídico internacional para la reestructuración de las deudas soberanas. Este comité, respaldado por expertos de la UNCTAD, hoy somete a votación nueve principios que deben ser respetados en la reestructuración de las deudas soberanas: la soberanía, la buena fe, transparencia, imparcialidad, tratamiento equitativo, la inmunidad soberana, legitimidad, sostenibilidad y reestructuración de la mayoría.



En las últimas décadas ha surgido un mercado de deuda al que los Estados están obligados a someterse.



Argentina, situándose en la vanguardia de estos esfuerzos, se ha defendido de los "fondos buitre" desde que reestructuró su deuda. Estos fondos recientemente lograron congelar los activos de la Argentina en los Estados Unidos a través de la intervención de los tribunales estadounidenses.



Ayer Argentina, hoy Grecia, y mañana quizás también Francia, cualquier país en deuda puede ser impedido de reestructurar su deuda a pesar de todo sentido común.



El establecimiento de un marco jurídico para la reestructuración de deudas, que permita que cada estado pueda resolver sus problemas de deuda sin riesgo de colapso financiero o la pérdida de su soberanía, es una cuestión de gran urgencia en la promoción de la estabilidad financiera.



Estos nueve principios reafirman la preeminencia del poder político en el manejo de la política económica.



Limitan la despolitización del sistema financiero, que hasta ahora no ha dejado ninguna alternativa a la austeridad y en su lugar ha mantenido a los Estados rehenes de las demandas de los acreedores. La votación de la ONU ofrece hoy una clara elección entre el manejo democrático de los asuntos de la deuda soberana y la continuación del manejo por parte de los mercados de deuda.



Una iniciativa similar fracasó en 2003 en el FMI. Hoy en día, mientras que la posición de los países europeos sigue siendo poco clara, su apoyo es fundamental para que la presente resolución se ponga en práctica. Hasta el momento se han mantenido lejos del proceso, y no han expresado su apoyo a la creación de la comisión. El drama griego que se desarrolló durante el verano deja en claro que no queda tiempo para vacilaciones.



Las pseudo negociaciones de este verano han hecho que muchos europeos se vuelquen hacia el nacionalismo y expresen un desafío hacia las instituciones internacionales. Sin embargo, los europeos deben reafirmar que los derechos democráticos, en lugar de los dictados del mercado, están en el corazón de la gobernanza internacional. Por consiguiente, instamos a todos los Estados europeos a votar a favor de esta resolución.





LISTA DE FIRMANTES

Piketty Thomas, Paris School of Economics

Varoufakis Yanis, ex ministro griego de Finanzas

Galbraith James, Universidad de Texas en Austin

Flassbeck Heiner, El ex economista jefe de la UNCTAD

Guzmán Martín, Universidad de Columbia

Généreux Jacques, Sciences Po

Keen Steve, Universidad de Kingston

Colletis Gabriel, Toulouse 1 Universidad

Husson Michel, IRES

Lemoine Benjamin, Universidad Paris-Dauphine

Mazzucato Mariana, Universidad de Sussex

Salais Robert IDHE , Marc Bloch

Théret Bruno, Universidad Paris-Dauphine

Timbeau Xavier, Director Principal en el OFCE

Zezza Gennaro Levy, Economics Institute

Dosi Giovanni, Scuola Superiore Sant'Anna

Stockhammer Engelbert, Universidad de Kingston