Vaticano desmiente rumores de un tumor del Papa

Monseñor Guillermo Karcher negó “categóricamente” a la prensa italiana que había publicado que Francisco tendría un tumor benigno en el cerebro.
Miércoles 21 de octubre de 2015
El ceremoniero pontificio de Francisco, Monseñor Guillermo Karcher, desmintió hoy "categóricamente" la información sobre un supuesto tumor benigno del Sumo Pontífice publicada por la prensa italiana.

"Desmiento categóricamente", respondió Karcher sobre un supuesto tumor benigno en el cerebro del Santo Padre que publicó en la medianoche del martes el diario italiano "il Quotidiano Nazionale" (QN).

"La difusión de noticias totalmente infundadas sobre la salud del Santo Padre de parte de un órgano de prensa italiano es gravemente irresponsable y no es diga de atención", consideró más temprano este miércoles el vocero papal Federico Lombardi a través de un comunicado a periodistas acreditados.

"Como todos vemos, el Papa continúa siempre sin interrupciones su intensísima actividad en modo absolutamente normal", agrega la nota divulgada por Lombardi luego de que los diarios "il Quotidiano Nazionale" y "Resto del Carlino", publicaran en la medianoche del martes que el Santo Padre tendría una "pequeña mancha oscura en el cerebro", haciendo hincapié en que se trata de un cáncer curable.

Según los periódicos italianos, el Pontífice voló hace algún tiempo en helicóptero a Toscana para visitar a un médico japonés especialista en este tipo de enfermedades, Takanori Fukushima, donde le habría sido diagnosticado un tumor "benigno" en el cerebro.

Sobre ese punto, el vice director de la Sala de Prensa del Vaticano Ciro Benedittini rechazó categóricamente en diálogo con Télam la información del periódico italiano.

"No hubo ningún viaje del papa en helicóptero a esa zona. hubo un solo viaje desde el Vaticano, pero a la ciudad de Pratto, y fue del equipo de avanzada que prepara la visita papal del próximo 10 de noviembre", detalló Benedittini este miércoles.

La información publicada por los diarios italianos se basa en el testimonio de una enfermera del centro, que asegura que el diagnóstico fue un tumor en el cerebro curable sin operaciones.