Adulterar, robar u ocultar actas de escrutinio es delito

Este tipo de conductas puede ser penado con hasta 3 años de prisión.
Miércoles 21 de octubre de 2015
Falsificar, robar, destruiru adulterar actas de escrutinio es un delito. Quien incurriera en esta falta podría ser penalizado con hasta 3 años de prisión.

Lo mismo aplica para quienes imposibiliten el escrutinio de una elección o intenten falsear su resultado.

Los vecinos que sean sorprendidos in fraganti cometiendo un delito electoral durante las elecciones del 25 de octubre serán detenidos en el momento y llevados a un lugar de alojamiento que decidirá el juez federal Hugo Sastre.

Así lo dispuso el inédito “Plan de acción para dar respuesta en tiempo real a la detección de faltas y delitos electorales”, que organizó el fiscal Fernando Gélvez a pedido del fiscal electoral nacional, Jorge Di Lello.