Mujeres que eligen reducir sus lolas

Jueves 22 de octubre de 2015
En épocas en las que pareciera que la voluptuosidad manda, hay mujeres que optan por lo contrario y prefieren formas menos prominentes.

Algunas dotadas por la naturaleza de un pecho exuberante; otras arrepentidas de un implante que ya no las satisface, muchas deciden pasar por el quirófano para hacer de su figura algo más armonioso.

Recientemente, Ariel Winter, la actriz de Modern Family, de sólo 17 años, declaró haberse sometido a una cirugía de reducción de pecho. "Era muy doloroso, tenía ya problemas de espalda. No podía permanecer erguida durante mucho tiempo. Empezó a dolerme tanto que ya no aguantaba", contó la joven al momento de explicar qué la había llevado a someterse a la reducción mamaria.

La actriz de Modern Family decidió reducir sus pechos por los fuertes dolores que sufría
En el ámbito local, también a una joven edad, la actriz Florencia Peña tomó la drástica decisión de reducir sus senos cuando su carrera estaba en pleno auge. "Cuando me operé fue una decisión difícil. Quería operarme porque no daba más", dijo en referencia a los dolores de espalda que sufría.

Del lado de las que se arrepienten de haberse colocado implantes demasiado grandes se encuentran íconos de la belleza femenina como Victoria Beckham y Pamela Anderson.

La ex Spice Girls perdió mucho peso luego de su época de cantante y decidió colocarse prótesis mamarias. Pero hace un tiempo recapacitó sobre la armonía de su cuerpo y se las quitó.

Mientras que la diosa de Baywatch, a sus casi 50 años, y convertida en una flagrante defensora de los animales, decidió que su imagen no se adecuaba a su nueva vida, así que optó por reducir el tamaño de sus implantes.