Siete candidatos irán por presidencia de la FIFA en 2016

Conocé los perfiles de quienes pujarán por el sillón de Sepp Blatter.
Lunes 26 de octubre de 2015
La mayor crisis en la historia de la FIFA ha provocado que hasta siete candidatos hayan depositado sus candidaturas unas horas antes de que se cierre el plazo, este lunes a las 20h00 (hora argentina).

La UEFA soltó la mano a Platini y banca a Infantino. .

El número 2 reemplaza al número 1. El rumor que había en la UEFA se ha confirmado. El comité ejecutivo de la poderosa confederación europea, el gobierno del fútbol europeo, retiró el apoyo incondicional a su presidente Michel Platini hace 10 días y este lunes apoyó la candidatura de Gianni Infantino a la presidencia de la FIFA, lo que equivale a un abandono total del francés.

Suspendido durante 90 días, hasta el 5 de enero, el antiguo mediapunta de los Bleus señaló que mantendría su candidatura a la espera de la decisión final de la justicia deportiva.

La comisión electoral de la FIFA, que no estudiará su candidatura hasta que se levante su suspensión, tiene todavía la potestad de invalidarla atendiendo a los criterios de integridad.

La UEFA, que el 15 de octubre había evocado un plan B ha apoyado a Infantino. También había salido a la luz el nombre de Michael van Praag, presidente de la Federación Holandesa. Para un buen conocedor de la UEFA es "sorprendente que ningún presidente de las federaciones europeas haya tenido la ambición de presentarse". .

Salman y Sexwale, dos peso pesados. .

El jeque bareiní Salman bin Ebrahim al Khalifa, presidente de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) desde 2013, conoce bien la FIFA al ocupar el puesto de vicepresidente.

A sus 49 años, Salman aparentemente había apoyado a Platini y ahora es posible que se forme una alianza Europa-Asia, por lo que formaría equipo con Infantino. ¿Sería el abogado italo- suizo el secretario general de Salman?

El bareiní no es ajeno a la polémica: Ha sido objeto de grandes críticas por parte de los defensores de los derechos del hombre por su papel en la represión de los levantamientos democráticos de 2011, lo que podría echar atrás a algunas federaciones europeas.

Otro candidato importante, el sudafricano Tokyo Sexwale, es un antiguo compañero de prisión de Nelson Mandela.

Este hombre de negocios sudafricano, bandera de la lucha anti-apartheid, nunca ha estado relacionado con el fútbol, lo que podría suponer un handicap ya que son los presidentes de las 209 federaciones los que eligen al presidente de la FIFA.

Miembro del comité de organización del Mundial 2010 en su país, preside desde 2015 el comité de Supervisión de la FIFA para Israel y Palestina.

Issa Hayatou, presidente interino de la FIFA y presidente desde 1987 de la Confederación Africana (CAF), no vería con buen ojo la llegada de un dirigente de su mismo continente, según fuentes próximas a la FIFA. .

Tres que parten de lejos. .

Los cuatro meses que quedan hasta las elecciones del 26 de febrero pueden todavía reservar varias sorpresas. Pero por el momento los otros tres candidatos parten de lejos.

El príncipe jordano Ali Bin Al Hussein, único adversario de Blatter en las elecciones del pasado 29 de mayo, llevó al suizo a la segunda vuelta antes de anunciar su retirada.

Pero entonces contó con los votos de la UEFA, que ahora apoya a Infantino, sin ni siquiera mencionar a Platini en sus comunicados.

El francés Jérôme Champagne esta vez sí reunió los avales necesarios para presentarse. Trabajó 11 años en la FIFA (de 1999 a 2010) y estima que esta experiencia "no es un handicap".

"Para dirigir las reformas hace falta alguien que conozca la institución", señaló el antiguo diplomático, aficionado al AS Saint-Etienne y socio del FC Barcelona, durante mucho tiempo encargado de las relaciones internacionales de la FIFA.

David Nakhid, antiguo capitán de la selección de Trinidad y Tobago, deberá hacerse notar para paliar su déficit de notoriedad, como el presidente de la Federación de Liberia, Musa Bility.

Los candidatos tienen hasta este lunes a las 23h00 GMT para presentarse. El suizo Michel Zen Ruffinen, antiguo secretario general de la FIFA, indicó el domingo que podría ser candidato y este lunes declaró a la AFP que está " examinando la situación".