Incendio en una discoteca rusa deja 30 muertos

Este hecho ocurrió en Rumania y recordó a la tragedia en Bs. As. El secretario de Estado del Interior del país europeo dio a conocer la cifra de muertes tras el siniestro, aunque reconoció que podría aumentar considerablemente con el correr de los días.
Domingo 1 de noviembre de 2015

El secretario de Estado del Interior rumano, Raed Arafat admitió la cantidad de muertes tras el siniestro, aunque reconoció que podría aumentar considerablemente la cifra, con el correr de los días.

El número de muertos en el incendio en una discoteca de Bucarest aumentó hoy a 30, una cifra que los médicos temen que pueda aumentar de forma considerable, informó el secretario de Estado de Interior rumano, Raed Arafat.

"Nos arriesgamos a tener más muertes, incluso en un número significativo", señaló Arafat.

"Es posible que la cifra se duplique" por el estado crítico en el que se encuentran más de 30 heridos, añadió el responsable del servicio de emergencias, pero advirtió que se trata de un cálculo "orientativo".

El ascenso 30 del saldo de víctimas mortales se debió al fallecimiento de una joven de 26 años en un hospital de la capital, precisó. Todos los fallecidos fueron identificados, pero aún no todos los heridos.

El presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, apuntó ayer al incumplimiento de las normas de seguridad como causa del incendio.

"Se ignoraron normas simples de seguridad", señaló Iohannis, quien se mostró consternado ante el trágico acontecimiento.

En una sesión extraordinaria, el Ejecutivo rumano declaró el sábado tres días de luto oficial y encomendó al fiscal del Estado que se persone en las investigaciones del siniestro.

Según explicaron a EFE dos testigos de la tragedia, un pequeño artefacto pirotécnico, que se suele utilizar con frecuencia en las celebraciones de cumpleaños en los bares en Rumanía, soltó chispas que provocaron que un pilar que se hallaba a un metro de distancia comenzara a arder.

Pocos segundos después, las llamas ascendieron hasta el techo, lo que causó el pánico entre los 400 asistentes en el club y una estampida que se llevó por delante a mucha gente.