A 20 años, habló víctima de explosión en la Fábrica Militar de Río Tercero

Emilio Ostera le dijo a Ari Paluch en Radio Latina 101.1 que "fue un atentado" y que lo indemnizaron con "5000 pesos".
Martes 3 de noviembre de 2015

Emilio Ostera, supervisor de la planta militar de Río Tercero donde se produjo el atentado, se refirió a ese hecho ocurrido hace 20 años que dejó 7 muertos e inmensos daños materiales en la zona en una entrevista con Ari Paluch en Radio Latina 101.1.

Tuve una esquirla clavada al lado del pulmón. Me sacó un suboficial. Llovían las municiones. Estuve media hora hasta que pude salir. Con la explosión quedé shockeado. Estaba perdido. No me quedaron secuelas. Había quedado mal de un oído pero lo recuperé. El fuego se prendió a dos metros de donde estaba yo.

¿Había algún dato que daba a entender que podía pasar?
Nos habían pedido que teníamos que tener la planta limpia al máximo porque venía una visita. La parte que se prendió fuego ninguna estuvo tan limpia como ese día.

¿Cuántas veces declaró?
Unas 50 veces. Fui Río Cuarto, Villa María, Buenos Aires

¿Fue sin querer o a propósito?
Fue un atentado. Me di cuenta en el acto que recuperé la razón. Para mí fue un tema político. Ya habíamos tenido otros accidentes y fueron apagables. Esto no lo podía apagar a nadie.

¿Qué evidencias había que borrar?
Dicen que de la AMIA.

¿Con el atentado qué pruebas desaparecieron?
Nada, porque la venta ilegal de armas sigue existiendo.

¿Cuándo se jubiló?
Cinco años después del atentado.

¿Qué hay hoy en la fábrica militar?
No se fabrica más armamentos. Se están armando vagones.

¿Fue indemnizado?
Sí, pero no lo que me correspondía. Me indemnizaron con 5000 pesos. Me correspondían 23 mil pero me ofrecieron eso sino tenía que hacer juicio. Muchos hicieron juicio y todavía siguen esperando.

¿Qué le diría Carlos Menem sobre esa cuestión? Se supone que para tapar un delito que cometió mandó a prender fuego una planta para que no quedaran evidencias y murieron 7 personas…
Para el Estado somos un número de documento.