Cae banda de estafadores que robó más de $10 millones

En operativos simultáneos realizados por las fuerzas policiales de Chubut y Buenos Aires, fueron detenidos tres integrantes de "La banda del Sapo Ciarlo", acusados de haber cometido estafas millonarias.
Jueves 5 de noviembre de 2015
El líder de la organización, Facundo "Sapo" Ciarlo, llevaba una vida de lujo: hizo 14 viajes al exterior en un año, es dueño de dos Audi A5 y una moto BMW de alta gama. Pero según los datos de AFIP, no figura ni como monotributista.

Este miércoles, en un operativo simultáneo, detuvieron a Ciarlo junto a dos de sus cómplices: Roberto "Cabezón" Curia y César "Coco" Barlocco. Se estima que obtuvieron ganancias por aproximadamente 10 millones de pesos en los últimos años, aunque calculan que la cifra podría ser aún superior.

La investigación, a cargo de los fiscales Daniel Báez y Alex Williams de Puerto Madryn, permitió detener y desarticular a una banda que habría cometido millonarias estafas bajo la modalidad de delitos informáticos, según informó oficialmente la fiscalía de esa ciudad chubutense.

El procedimiento se realizó en las ciudades bonaerenses de 9 de Julio y Junín, además de la Capital Federal.

Una extensa investigación de casi tres meses dio como resultado un procedimiento donde se detuvo a los acusados de conformar la asociación ilícita.

Las fuerzas policiales de Chubut y Buenos Aires realizaron tres allanamientos y detenciones simultáneas. Además, secuestraron celulares, computadoras y vehículos que fueron embargados.

Los detenidos serán trasladados a Puerto Madryn en los próximos días, donde se formularán los cargos de “asociación ilícita” en la audiencia de apertura de investigación y control de detención.

El modus operandi de la organización era tomar datos de tarjetas de crédito en distintos puntos como estaciones de servicios y comercios. Con esa información, más los datos del titular, realizaban compras de pasajes y paquetes que Ciarlo comercializaba en su agencia llamada “Frog Travel”.

La ganancia para la banda era total. La compra la realizaba Ciarlo haciéndose pasar por el titular de la tarjeta. Cuando el titular reclamaba a la tarjeta por una compra que no había hecho, ésta le devolvía el dinero.

Por otra parte, eran las empresas de viajes o aerolíneas estafadas quienes se hacían cargo de los costos del viaje. De esta forma, la banda liderada por Ciarlo logró montar un verdadero imperio.