Patrullero se incrustó en local tras persecución

Tres efectivos de la policías Metropolitana, que perseguían un auto con delincuentes, resultaron heridos al incrustarse con el vehículo contra el frente de un comercio, que se derrumbó.
Viernes 6 de noviembre de 2015
Tres efectivos de la policía metropolitana, que participaban de en la persecución de un auto con delincuentes en el barrio porteño de Boedo, resultaron heridos al despistarse el patrullero en el que se movilizaban e incrustarse contra el frente de un comercio que se derrumbó.

Los tres policías metropolitanos fueron trasladados a un hospital de la zona donde se informó que era delicada la salud de uno de ellos.

El accidente se produjo alrededor de las 4,15 en la esquina de las calles Castro y Salcedo donde una patrulla de la Policía Metropolitana, que perseguía un auto con delincuentes, se despistó, subió a la vereda y se incrustó contra el frente de un viejo almacén.

Según el primer informe oficial, a unos 150 metros del lugar del accidente fue interceptado el auto perseguido y detenidos sus ocupantes.