Argentina recibe a Brasil, tras la lluvia, en el Monumental

Desde las 21 en el Monumental, el equipo de Martino buscará conseguir su primera victoria cuando enfrente al Scratch. La intensa lluvia imposibilitó que se disputara en el día de ayer.
Viernes 13 de noviembre de 2015
Luego de la suspensión por la fuerte lluvia que cayó sobre El Monumental y obligó a la postergación del partido para la noche de este viernes, el seleccionado argentino llega sin la mitad de sus jugadores de campo titulares, entre ellos nada menos que Lionel Messi y el goleador Sergio Agüero, para afrontar la difícil empresa de sumar sus primeros tres puntos en eliminatorias mundialistas ante el clásico rival que, por contrapartida, "recargó el tanque", con el regreso de Neymar.

De atrás hacia delante a Gerardo Martino le faltarán Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Javier Pastore, Messi y Agüero, titulares inamovibles para el técnico en su formato 4-2-1-3 que ahora deberá modificar y para el que eligió mutar a un 4-3-3, lo que obligará a Brasil a saltear la media cancha para que Neymar pueda ponerse mano a mano con los centrales argentinos.

También Carlos Tevez fue desafectado oficialmente para estos dos partidos de eliminatorias (el martes Argentina enfrentará a Colombia en Barranquilla), debido a su lesión en la rodilla. El 'Apache' había sido titular en el último partido ante Paraguay (0-0) en Asunción.

En ese juego, Martino lo ubicó al flamante doble campeón con Boca Juniors "de nueve", tal y como él lo considera, pero el ex Juventus jugó de lo que quiso, que fue de media punta, encimándose y por momentos neutralizando a Pastore, que es justamente el responsable de gestionar detrás de los volantes rivales.

Por lo tanto en ese cotejo ante los de Ramón Díaz el ídolo "xeneize" jugó "de Tevez y de Pastore", por lo que para "reemplazarlo" ahora Martino optó por Ever Banega para intentar darle un poco de fútbol a la media cancha, y por Gonzalo Higuain para ocupar el espacio del "nueve".

Claro que si se recurre a los orígenes de los tres volantes que dispondrá Martino, tanto Lucas Biglia como Javier Mascherano y Banega pueden conformar tranquilamente un "triple cinco" para contener más que para jugar, reflejando en la previa el "mal de ausencias" que sufre un equipo que además acumula algunos bajones individuales muy pronunciados, por caso Angel Di María.

El que sí llega afilado y en las mejores condiciones a este compromiso y el del martes próximo ante Colombia es, indudablemente, el "Pipita" Higuain, que no para de hacer goles para Nápoli en la liga italiana y justamente no estuvo presente en los dos juegos anteriores por una cuestión de "disciplina interna".

El tema pasará entonces no por quien, sino por como le va a llegar la pelota al ex delantero de Real Madrid, que tendrá a dos velocistas como Angel Di María y Ezequiel Lavezzi por los costados pero a ningún asistidor pleno por detrás suyo, algo que pondrá a Argentina en condición de copàotagonista del partido, cuando en realidad este Brasil que es absolutamente "Neymardependiente" debería ocupar ese rol.

La velocidad de Willian para romper líneas por el medio debería encontrar su correlato en Neymar para alcanzar el efecto buscado, que es posicionar al crack de Barcelona de frente y en inmediaciones del arco argentino, ya que el poder de fuego no es una característica del ataque de este seleccionado brasileño versión Dunga.

Y para colmo de males de la "verdeamarelha", de sus dos laterales solamente podrá contar con Dani Alves por derecha, puesto que Marcelo (junto a Marquinhos), fue dado de baja por lesión, algo que al menos obligará solamente a Lavezzi a sacrificarse en el retroceso y aliviará a Di María.