Atentados en París: identifican dos nuevos kamikazes

Uno de ellos es francés y el otro entró a la Unión Europea por Grecia con un pasaporte sirio. El primero es uno de los yihadistas que actuó en el Stade de France, el segundo operó en el teatro Bataclan.
Lunes 16 de noviembre de 2015
Dos nuevos kamikazes de los que perpetraron los sangrientos atentados de París el viernes fueron identificados, uno de ellos francés y el otro con pasaporte sirio que había transitado por Grecia en octubre, indicó este lunes la fiscalía.

Aunque aún se debe verificar la autenticidad del pasaporte sirio hallado junto al cuerpo del kamikaze en el Estadio de Francia, "existe una concordancia entre las huellas digitales del kamikaze y las tomadas durante un control en Grecia en octubre", precisó la fiscalía en un comunicado.

El pasaporte está a nombre de Ahmad Al Mohammad, nacido el 10 de septiembre de 1990 en la localidad siria de Idlib.

El gobierno griego había indicado el sábado que el individuo portador del pasaporte hallado en París había sido registrado en la isla griega de Leros en octubre.

"Llegó a la isla de Leros el 3 de octubre, donde fue registrado según las reglas de la Unión Europea", había indicado el ministro griego de la protección de los ciudadanos, Nikos Toskas.

El otro kamikaze identificado, uno de los autores de la matanza en la sala El Bataclan, es Samy Amimour, un francés con antecedentes judiciales nacido el 15 de octubre de 1987 en Drancy, un suburbio del norte de París.

Era conocido "por la justicia antiterrorista y fue inculpado el 19 de octubre de 2012 por asociación terrorista para delinquir (proyecto de salida a Yemen abortada) y había sido colocado bajo control judicial", agrega la fiscalía de París.

Tras violar ese control a finales de 2013 había sido objeto de una orden de captura internacional. Tres de sus parientes fueron detenidos y estaban siendo interrogados por la policía este lunes, precisó la fiscalía.

En total son cinco los atacantes suicida identificados por las autoridades francesas desde los atentados del viernes, que dejaron al menos 129 muertos y unos 350 heridos, muchos de ellos de gravedad.