Los Pumas vencieron a los Barbarians

Los dirigidos por Hourcade se impusieron por 49 a 31 ante el combinado mundial en Twickenham. Con la victoria, Los Pumas se quedaron con la Copa Killik y cerraron un gran año.
Sábado 21 de noviembre de 2015
Los Pumas cerraron un año inolvidable al derrotar al combinado Barbarian FC por 49-31, en el mítico estadio londinense de Twickenham. Ante un adversario integrado por grandes figuras de los seleccionados de Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica, el conjunto albiceleste ratificó el poderío ofensivo expresado en la Copa del Mundo y defendió mucho mejor que su oponente para llevarse una clara victoria.

Dos tries de Santiago Cordero, y otros de Facundo Isa, Ramiro Moyano, Martín Landajo, Jerónimo de la Fuente y Nicolás Sánchez, quien añadió seis conversiones (la otra la anotó Emiliano Boffelli) le dieron el triunfo al equipo de Daniel Hourcade.

Fue un típico encuentro de carácter amistoso, en el que se piensa más en atacar que en defender.
Y en ese contexto, Los Pumas fueron mucho más precisos que su rival y más voluntariosos a la hora de defender, y se fueron al descanso ganando por 28-12, tras marcar cuatro tries contra dos.

A los 10, cuando Barbarian ganaba 7-0, gracias a un try del wallaby Tevita Kuridrani, el equipo de Daniel Hourcade equilibró el marcador a través de Facundo Isa, quien culminó una buena jugada de varias fases nacida en una pelota recuperada.

Sobre los 18, otra gran acción en la que tuvieron destacada intervención Santiago González Iglesias, Pablo Matera y Guido Petti, fue Santiago Cordero el que apoyó en el ingoal adversario.

A los 27, Los Pumas estiraron ventajas con un gran try de contragolpe. Nicolás Sánchez, de gran labor, recuperó la pelota y habilitó a Cordero, quien le dejó servido el try a Ramiro Moyano y ese se tendió debajo de los postes.

Y después del descuento del All Black Waisake Naholo, fue Cordero, quien le dio vida a su segunda conquista tras llegar con lo justo a apoyar un rastron ejecutado por Martín Landajo. En el segundo tiempo, entre los cambios y el cansancio de los que quedaban en cancha, el partido se hizo impreciso. Pero, igual hubo lugar para lindos tries.

A los 11, apenas ingresado al terreno de juego, el rosarino Emiliano Boffelli quebró la defensa adversaria y asistió al capitán Martín Landajo para que estirara diferencias.

Y tres minutos más tarde, llegó uno de las mejores conquistas del encuentro. Sánchez frenó con un terrible tackle a Naholo, y después de pasar por algunas manos la ovalada llegó a las manos de Leonardo Senatore, quien quebró la línea de ventaja y habilitó a su coterráneo De la Fuente para que llegara al try.

Achicó Barbarian con tries de Joe Tomane y Nemani Nadolo, pero en el final llegó el try de Sánchez que coronó el gran año del tucumano y fue el broche de oro para una temporada soñada del equipo argentino, antes de encarar el primer gran desafío del 2016: el Súper Rugby.