Más bombardeos de EE.UU. y Francia contra el EI

Obama recibió a Hollande en la Casa Blanca y acordaron mantenerse "unidos" ante la amenaza de grupos fundamentalistas y "aplicar la justicia" contra los terroristas.
Martes 24 de noviembre de 2015
Estados Unidos y Francia se mantienen "unidos" ante la amenaza de grupos fundamentalistas, dijo este martes en la Casa Blanca el presidente estadunidense, Barack Obama, luego de una reunión en el salón Oval con su homólogo francés, François Hollande, quien aseguró que ambos países acordaron intensificar los bombardeos contra el Estado Islámico.

"Estamos aquí para declarar que Estados Unidos y Francia están unidos en total solidaridad para aplicar justicia a los terroristas y aquellos que los orientan, y para defender nuestras naciones", dijo Obama en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

Obama aseguró que los ciudadanos de su país "no serán aterrorizados", y añadió que parte de la estrategia para vencer a grupos radicales es "defender derechos y libertades".

"Estamos vigilantes. Tomamos precauciones (...) Los estadounidenses no serán aterrorizados. Digo esto porque parte de estar vigilante y derrotar a un grupo como el Estado Islámico es defender los derechos y libertades que definen nuestras repúblicas", dijo Obama al lado del presidente francés, François Hollande.

La visita de Hollande a la capital estadunidense es parte de un enorme esfuerzo diplomático que incluirá en los próximos días a la canciller alemana Angela Merkel, el presidente ruso Vladimir Putin, y el jefe de Estado chino, Xi Jinping.

En el salón Oval de la Casa Blanca, Obama y Hollande posaron brevemente para fotografías. "Es bueno tener a François hoy con nosotros", dijo a la prensa el mandatario estadunidense, antes del inicio de la reunión a puertas cerradas.

Los dos presidentes tienen previsto ofrecer una conferencia de prensa hacia las 11:30 hora local (16:30 GMT).

Hollande espera una mayor implicación estadunidense en la lucha contra el EI, tanto en los bombardeos como en el control de los flujos financieros. Los dos mandatarios hablarán también de la posibilidad de un despliegue de fuerzas especiales en Siria, según un diplomático francés.