Papa Francisco visita Kenia, sin chaleco antibalas

Francisco pisó suelo africano en un medio de amenazas de atentados contra su persona. Por su parte, el oficial de protocolo del Vaticano, monseñor Guillermo Karcher, habló sobre las medidas de seguridad.
Miércoles 25 de noviembre de 2015
El papa Francisco llegó este miércoles a Kenia, primera etapa de su gira más arriesgada que incluye Uganda y República Centroafricana, y que tiene como objetivo promover la paz y la reconciliación en estos países del corazón de África.

El papa partió poco antes de las 7 GMT del aeropuerto de Roma y llegó hacia las 16.40 locales (13.40 GMT) a Nairobi, una ciudad adornada con inmensas pancartas a lo largo de las avenidas que recorrerá Francisco, para darle la bienvenida en suajili, la lengua que se habla en Kenia.

Al saludar a cada uno de los 75 periodistas que lo acompañaron en el avión papal, Francisco expresó su deseo de que el viaje "dé los mejores frutos, tanto espirituales como materiales" a los africanos.

Cuando un periodista le preguntó si estaba nervioso por las amenazas de ataques terroristas lanzadas antes de partir, el pontífice argentino, que nunca ha pisado tierra africana, respondió con una sonrisa: "En realidad le tengo más miedo a los mosquitos".

Las autoridades han movilizado a unos 10.000 militares para garantizar la seguridad del Papa argentino.

El Papa escogió para la primera gira por ese continente tres países emblemáticos, azotados en forma distinta por las desigualdades sociales, la corrupción y sobre todo la violencia con ataques de extremistas islamistas.

Francisco, de 78 años, desea promover la paz, la reconciliación, la justicia social y el diálogo entre el islam y el cristianismo durante los cinco densos días que pasará en el continente, del 25 al 30 de noviembre.