Tiroteo en una clínica de Colorado dejó tres muertos

Un hombre empezó a disparar contra las instalaciones de un centro donde se realizan abortos, se atrincheró en el lugar durante varias horas y luego fue detenido por la policía. Hubo 9 heridos.
Sábado 28 de noviembre de 2015

Al menos tres personas –una de ellas un agente de policía– murieron este viernes en un tiroteo en una clínica de Planned Parenthood en la ciudad de Colorado Springs, Colorado, en el oeste de EE.UU.

La policía ya detuvo al sospechoso de realizar los disparos, quien se atrincheró durante horas en el interior de la clínica, informó el alcalde de la localidad, John Suthers.

Al menos 9 personas –cinco de ellas policías– resultaron heridas en el tiroteo, que se produjo en instalaciones del que es el mayor proveedor de servicios reproductivos de EE.UU.

Una fuente de la policía identificó al autor de los disparos como Robert Lewis Dear, de Carolina del Norte. No se dieron más detalles.

Un hombre armado abrió fuego en las inmediaciones de una clínica de Planned Parenthood en Colorado Springs.

"Quiero transmitir a los seres queridos de las víctimas que esto es una tragedia terrible, es terrible lo que ocurrió hoy en Colorado Springs", declaró el alcalde Suthers.

"Obviamente, perdimos dos víctimas civiles. Y lamentamos la pérdida de un agente de policía muy valiente".

El agente muerto fue identificado como Garrett Swasey, de 44 años, casado y con dos hijos.


Las autoridades dijeron que todavía no está claro si este incidente está vinculado con el trabajo que se realiza en las cínicas de Planned Parenthood.

La organización emitió un comunicado en el que coincide en decir que no se sabe "si la organización era objetivo del ataque".

No está claro si algún civil ha resultado herido en el incidente

Según la teniente Catherine Buckley, varias personas fueron evacuadas de la clínica mientras el atacante permanecía dentro.

"Nuestra preocupación se centra en la seguridad de los pacientes, el personal y los agentes de seguridad", escribió la directora ejecutiva de Planned Parenthood, Vicki Cowart.

Planned Parenthood tiene 700 clínicas repartidas por todo EE.UU. y ha estado en el centro de la polémica en los últimos meses después de que un grupo antiabortista hiciera públicos unos videos en los que aparecían algunos de sus altos ejecutivos supuestamente discutiendo con un lenguaje gráfico la venta de órganos y tejidos de fetos abortados.