París: incidentes en marcha contra el cambio climático

Hubo enfrentamientos con la policía en el marco de la Cumbre. Los efectivos intentan dispersar la movilización por temor a que haya más atentados terroristas.
Domingo 29 de noviembre de 2015
Decenas de miles de personas participaron el domingo en uno de los mayores días de activismo internacional contra el cambio climático, desde Sídney a Berlín, para presionar a los líderes mundiales a trabajar unidos contra el calentamiento global en la cumbre de París.

En la capital de Francia se produjeron incidentes cuando algunos manifestantes chocaran contra los efectivos de la policía.

Unos 20.000 pares de zapatos fueron colocados en la Plaza de la República parisina para simbolizar a los manifestantes ausentes, tras los atentados del Estado Islámico que mataron a 130 personas el 13 de noviembre y llevaron a Francia a prohibir una protesta que pretendía ser el centro de la acción global.

Más de 2.000 marchas se celebraron en ciudades como Sídney, Berlín, Londres, Madrid, Sao Paulo y Nueva York, en posiblemente el mayor día de acción climático de la historia en vísperas del inicio de la conferencia de París, que se celebrará hasta el 11 de diciembre.

En Sídney, se estima que cerca de 45.000 personas marcharon por el distrito de negocios central hacia la Ópera. Entre ellas estaba el alcalde, Clover Moore, quien tuiteó que fue la mayor manifestación climática celebrada en la ciudad.

Los presentes llevaban pancartas en las que se leía: "No hay planeta B", y "No a la quema de bosques nacionales para electricidad".

En Hong Kong, dos manifestantes llevaban pancartas con forma de osos polares con carteles que decían "sin hogar y hambrientos" y "por favor ayuda", por el deshielo ártico. En Seúl, cientos de manifestantes golpeaban tambores y bailaban.

Los activistas en Francia modificaron sus planes cuando el Gobierno impuso el estado de emergencia tras los atentados de París y prohibió la marcha en París por motivos de seguridad.

No obstante, planean formar una cadena humana de unas 3.400 personas unidas por los brazos a lo largo de lo que había sido el trayecto original de 3 kilómetros de la manifestación, desde la Plaza de la República a la Plaza de la Nación.