Prat Gay completó el gabinete para Hacienda y Finanzas

A tan sólo unos días de asumir, terminó de determinar quienes lo acompañarán y la última incorporación se trató del santafesino Gustavo Marconato, como secretario de Hacienda de la Nación.
Domingo 29 de noviembre de 2015
El designado ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, ya delineó su futuro Gabinete en medio de un escenario que lo obligó a tomar rápidas definiciones por la proximidad del cambio de gobierno.

Así, a tan sólo unos días de asumir, Prat Gay terminó de determinar quienes lo acompañarán y la última incorporación se trató del santafesino Gustavo Marconato, como secretario de Hacienda de la Nación, alguien que siempre mantuvo un buen diálogo con el presidente electo, Mauricio Macri.

Marconato, quien es especialista en política fiscal, es un exlegislador kirchnerista que fue designado para estar al frente de la vicepresidencia de Aerolíneas Argentinas en 2012.

En tanto, fue diputado nacional por la provincia de Santa Fe en dos oportunidades y presidió la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación.

Prat Gay decidió, además, que Pedro Lacoste, su hombre de confianza y socio en la consultora Tilton, sea el nuevo el secretario de Política Económica.

En tanto, designó a Luis Caputo para estar al frente del área de Finanzas con la intención de que lleve a cabo las negociaciones con los holdouts para encontrar una solución al conflicto que mantiene la Argentina con esos fondos especulativos.

Como secretario legal y administrativo, Prat Gay optó por Marcelo Griffi, alguien que ya había trabajado con él en el Banco Central.

Si bien el cambio de gobierno se concretará el 10 de diciembre próximo, Prat Gay ya comenzó a aceitar relaciones con organismos internacionales.

De ese modo, ya tuvo un contacto con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno Mejia, con quien ya empezó a analizar temas vinculados con el financiamiento y crédito.

Prat Gay ya puntualizó que uno de sus principales objetivos implicará eliminar el cepo cambiario, al considerar que con ese tipo de restricción, el país no volverá a crecer.

El futuro funcionario, a su vez, estimó que las reservas netas con las que se encontrará al asumir oscilan en unos 7.000 millones de dólares.