Encerró sin comida ni agua a su hijastra "por portarse mal"

La denuncia fue hecha por la maestra de uno de los hermanos de la menor cuando el nene contó que su hermana no recibía alimentos hacía cinco días. El hombre y la mamá de la menor fueron detenidos.
Sábado 5 de diciembre de 2015
La denuncia la hizo la directora de la Escuela N° 503, del barrio San Cayetano de Sáenz Peña, Chaco, en las oficinas de la División de Atención a la Mujer, cuando un alumno le hizo entrega de una carta en la que relataba que su hermana de 13 años no recibía alimentos desde domingo pasado como una medida de castigo impuesta por su padrastro.

Inmediatamente, una comisión policial acompañada por la Unidad Protección Integral (UPI) acudió al domicilio de la familia, donde fueron recibidos por un hombre de 41 años quien se encontraba con cuatro menores de 11, 9, 8 y 4 años, hermanitos de la niña de 13 señalada en la carta.

Cuando los uniformados preguntaron por la pequeña, el hombre dijo que se encontraba en una habitación en la parte superior de la casa. Ante esto, pidieron que verla y advirtieron que tenía un tremendo golpe en el ojo izquierdo que le había provocado un intenso derrame.

Fue la misma niña quien contó a los policías que su padrastro no sólo le había golpeado, sino que además no le daba de comer desde el domingo pasado en represalia por haberse "portado mal" con su mamá.

El fiscal en turno dispuso la detención de la madre de los pequeños y de su marido.