Huracán no pudo en los penales y se quedó sin Sudamericana

Independiente Santa Fe se impuso 3 a 1 desde los doce pasos tras igualar sin goles en los 90 minutos y en el alargue.
Jueves 10 de diciembre de 2015
Huracán estuvo a un paso de la hazaña, pero no logró alzar la Copa Sudamericana tras caer esta noche en Colombia por 3 a 1 en la definición por penales frente a Independiente Santa Fe, en el estadio "El Campín" de Bogotá.

En un encuentro válido por la revancha de la final del certamen subcontinental, el "Globo" no pudo en los disparos desde los doce pasos, ya que solo convirtió Federico Mancinelli, mientras que a Mauro Bogado se lo atajó el arquero Robinson Zapata tras adelantarse varios metros y los remates de Hugo Martín Nervo y Patricio Toranzo pegaron en el travesaño.

En tanto, para Independiente Santa Fe anotaron el argentino Omar Pérez, el venezolano Luis Seijas y Leyvin Balanta.

Huracán disputó un buen partido donde pudo neutralizar a su rival, más allá que terminó con diez hombres por la expulsión de Ramón Ábila, a los 11 minutos del segundo tiempo suplementario, por haberle dado un golpe de puño al defensor Yerry Mina.

El campeón de la Copa Sudamericana se definió en los penales, ya que en el partido de ida, jugado en Parque Patricios, fue empate 0 a 0 y en la revancha no se movió el marcador ni en los 90 minutos reglamentarios ni en el alargue.

Huracán le jugó en la primera parte de manera muy parecida a como lo hizo el conjunto colombiano en el estadio Tomás Adolfo Ducó.

Le cedió la iniciativa al adversario, juntó sus líneas y evitó defenderse cerca de Marcos Díaz, que recién sobre el final de la etapa tuvo trabajo.

El "Globo" contó con su única chance al minuto de juego, cuando "Wanchope" Ábila presionó en la salida a Robinson Zapata, forzó un error del arquero, pero en su definición el tiro se fue por arriba del travesaño.

A partir de esa situación que pudo haber cambiado el trámite del encuentro, Huracán hizo un impecable trabajo defensivo, con un Federico Vismara siempre bien parado para cortar.

Además, José San Roman freno las subidas de Balanta y Seijas y Mancinelli y Nervo le ganaron el duelo a Morelo y Angulo, los puntas locales.

Independiente, que en la ida demostró ser un equipo muy capaz a la hora de replegarse y contraatacar, no supo cómo jugar ahora que tuvo que hacerse cargo de la iniciativa.

Tan sólo pudo haber lastimado con un cabezazo de Angulo luego de un córner de Seijas, pero contuvo bien Díaz.

En el complemento, el trámite siguió idéntico: Independiente quiso pero no supo cómo ante un visitante que se defendió y a pesar que por momentos se retrasó demasiado, no la pasó mal.

Consciente que necesitaba una persona capaz de poner un pase profundo, Gerardo Pelusso colocó a Omar Pérez y desarmó el doble cinco.

El "Pelado" intentó colocar algún balón profundo, pero tampoco estuvo preciso, ante un rival que a esa altura tenía al doble pivot Vismara-Bogado pegado a la línea de cuatro defensores.

En el último cuarto de hora, Independiente arrinconó al rival, pero lo hizo sin lucidez y apelando al pelotazo como único recurso.

Por ese motivo, contó tan sólo con un remate desde afuera del área de Roa y un cabezazo de Mina como sus únicas aproximaciones.

Huracán, que en la primera etapa había metido algún pelotazo para que Ábila se las ingenie en ataque, literalmente no atacó y se abrazó al empate hasta llegar al alargue.

En el tiempo suplementario, Independiente siguió intentando, pero su único argumento fue el remate desde afuera del área y ni Roa ni Seijas, sus mejores ejecutantes, estuvieron finos.

Huracán se conformó, dejó pasar el tiempo y apostó a definir la historia en los penales, pero la suerte no estuvo de su lado.