Un país prohibió la Navidad y encarcela a quienes la celebren

Un decreto avalado por su sultán impide a los musulmanes festejar. Los católicos pueden reunirse, pero en secreto. Los pena con 5 años de prisión.
Miércoles 23 de diciembre de 2015
Cualquier persona que viva en el pequeño país asiático de Brunéi podría enfrentar hasta cinco años de prisión si se les ocurre celebrar la Navidad, debido a un mandato establecido por el sultán Muda Hassanal Bolkiah.

La razón para su prohibición establece que esta celebración podría poner en riesgo el Islam y fue decretada desde el año pasado.

Sin embargo, aquellos habitantes cristianos podrán festejar el nacimiento de Cristo siempre y cuando lo hagan en privado y avisen a las autoridades.

Por este motivo, el Ministro de Asuntos Religiosos del país indicó que los locales comerciales reciben visitas para asegurarse que no vendan decoraciones propias de la Navidad, como gorros de Santa Claus.

En caso de que alguien incurra en celebrarla, se verán obligados a pagar una multa equivalente a 20 mil dólares o cinco años de prisión.