Brasil en caída libre: tendrá la mayor baja en la economía en 25 años

La inflación alcanzará el 10,8% en 2015, más del doble de la meta del gobierno de Dilma Roussef que era de de 4.5%. Para 2016, el Banco Central prevé un retroceso del PBI de 1.9%.
Domingo 27 de diciembre de 2015

La recaudación federal de Brasil mostró una fuerte caída en noviembre. Según datos oficiales, los ingresos fueron de R$ 95.461 millones, lo que representa un descenso del 17,29% respecto al mismo mes del año pasado, ajustado por inflación. El valor es el peor desde 2008.

De enero a noviembre los ingresos llegaron a R$1,1 billones, lo que muestra una caída del 5,76% respecto al mismo periodo de 2014. Esta cifra también es la peor para los primeros 11 meses del año desde 2010.

Según el organismo, además de la crisis económica, la razón principal de la caída de los ingresos del mes pasado fue el pago de cuotas que hubo durante el año 2014 que no se repitió en 2015. En noviembre del año pasado, el Tesoro recaudó R$ 8146 millones en cuotas especiales del total de R$ 1300 millones de noviembre.

La caída de la rentabilidad de las empresas, que redujo la recaudación de Impuesto sobre la Renta y Contribución Social sobre la Utilidad Neta también incidieron en la baja de ingresos.
El gobierno se privó de recaudar R$ 95.356 millones por exenciones o rabajas impositivas. El mayor impacto provino de la quita a aportes patronales (R$ 22.137 millones).

Tomando los diferentes rubros, las bajas más grandes se registraron en los ingresos por impuestos a la renta y contribución social, con un descenso del 13,96%. En segundo lugar figura Seguridad Social, con la disminución real de 6,16%, causado por el aumento del desempleo.

Luego vienen las contribuciones para el Financiamiento de la Seguridad Social (Cofins) y el Programa de Integración Social (PIS), con un descenso del 4,58% después de la inflación. Vinculado a la facturación, PIS y Cofins la caída llegó al 7,9% en las ventas de bienes y servicios entre enero y noviembre.

Desde el centro de Estudios Tributarios de la Receita Federal, estimaron que la recaudación total para el 2015 cerrará con una caída real, descontada la inflación, del 3,5%.

INFLACIÓN DE DOS DÍGITOS

La inflación en Brasil, séptima economía del mundo, alcanzará el 10,8% en 2015, más del doble del centro de la meta del gobierno de 4.5%, estimó el Banco Central en su informe trimestral difundido este miércoles.

En su anterior informe, publicado en septiembre, el BC apostaba por una inflación de 9.5% este 2015.


Para 2016, la institución monetaria estima que el índice de los precios al consumo variará 9.2% en el primer trimestre y luego comenzará a bajar de forma gradual a lo largo del año, para llegar a 6.2% en diciembre.

El BC también revisó a la baja este miércoles su estimación de crecimiento, y para 2015 prevé una contracción de la economía de 3.6%, contra una caída de 2,7% prevista en setiembre.

Si esta contracción se confirma sería la mayor caída del PIB en 25 años: en 1990 el PIB cayó 4.35%.

“La actividad económica sigue evolucionando a un ritmo inferior a su potencial. Esto se debe al impacto de los procesos de ajuste macroeconómicos en curso y a los efectos de hechos no económicos”, dijo el Banco Central en su informe.

Para 2016, el Banco Central prevé un retroceso del PBI de 1.9%. Si hay dos años de recesión como está previsto, sería la primera vez que la economía se contrae dos años consecutivos desde 1930-31.

El FMI apuesta por su lado a un retroceso del PBI de 3% este año y de 1% en 2016.

Luego de cuatro años de magro crecimiento, Brasil entró en recesión en el segundo trimestre de 2015, en parte debido al megaescándalo de corrupción destapado en la estatal Petrobras que desencadenó una profunda crisis política.

La presidenta Dilma Rousseff es blanco de un procedimiento de impeachment, acusada de haber maquillado las cuentas públicas y de tapar agujeros del presupuesto con préstamos de bancos estatales.