Prófugos del triple crimen al tope de la lista de Interpol

Lanzó la búsqueda internacional y ubicó a los prófugos primeros en su Web.
Lunes 28 de diciembre de 2015
Las fuerzas de seguridad y el Gobierno intensificaron la búsqueda de los hermanos Cristian y Martín Lanatta y de Víctor Schillaci, condenados por el triple crimen de General Rodríguez, quienes se fugaron el domingo de una cárcel bonaerense y sobre los que se ofrece una recompensa de $ 2.000.000. En tanto, Interpol lanzó la búsqueda internacional y ubicó a los prófugos al tope de su lista.

Este lunes, circuló la versión de que se había secuestrado una camioneta, presuntamente utilizada para la fuga y que pertenecía a Franco Schillaci, versión que él mismo descartó.

El Secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, aseguró esta mañana que se pidió la captura internacional de los tres condenados y aseguró que se reforzaron los controles en las fronteras para evitar que puedan salir del país."Vamos a hacer lo imposible para capturarlos", aseguró.

"Lo que hemos hecho en las últimas horas fue pedir la captura internacional de los tres, verificar las fronteras para evitar la fuga y colaborar con la recaptura", dijo el funcionario nacional en declaraciones en Radio América.

Burzaco calificó la fuga de los hermanos Cristian (40) y Martín Lanatta (41) y Víctor Schillaci (33) del penal de General Alvear como un hecho grave y dijo que "se está trabajando" para encontrarlos.

"Estas personas están acusadas de un delito gravísimo que es homicidio y han participado de una banda que hizo el famoso negocio de la efedrina, por lo cual es un tema que nos preocupa", agregó el secretario de Seguridad nacional.

El funcionario explicó que, a su criterio, la fuga de los tres presos "no beneficia a nadie" y que "es un problema que esta gente peligrosa se haya fugado. Hoy, todo nuestro esfuerzo va a estar en encontrarlos y ponerlos nuevamente donde tienen que estar".

Además, Burzaco aseguró que "en este tipo de fugas siempre hay ciertas connivencias, es muy difícil fugarse de un penal sin que alguien desde adentro ayude. Si hay alguien que ha sido corresponsable de este hecho le caerá todo el peso de la ley, este es un hecho grave y no puede haber miramientos si alguien fue cómplice en este proceso".

"Hoy nuestro foco está concentrado en la recaptura y con los días veremos si existe un mensaje y quiénes están involucrados detrás del tema", explicó. Finalmente, el funcionario dijo que "el hecho golpea a los argentinos, que se hayan escapado tres presos peligrosos golpea al país y vamos a trabajar para volver a llevarlos a donde tienen que estar".

En tanto, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, confirmó que la Policía secuestró una camioneta de color negro y "muy similar" a la utilizada por los fugados, por lo que fue detenido un familiar de uno de los prófugos.

El ministro, además, que el hombre opuso resistencia a la requisa y quedó detenido. "Ayer a la noche se pudo capturar una camioneta muy similar a la filmada en la fuga en la zona de Berazategui y se detuvo por resistencia a un familiar de uno de los prófugo", informó en declaraciones a Radio La Red.

Ritondo aseguró que se están obteniendo "resultados" en torno a los operativos realizados para atrapar a los tres condenados por el triple crimen: los hermanos Martín y Cristian Lanatta, y Víctor Schillaci Bonini.

El ministro reiteró sus sospechas de que hubo connivencia con los prófugos de parte de integrantes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y alertó sobre la posibilidad de que el narcotráfico haya "comprado voluntades".

"Puede ser que el dinero de narcotráfico haya pagado instancias que permitieron a algunos distraerse y mirar para otro lado", sostuvo en ese sentido.

También recordó que "el narcotráfico ha demostrado que lo hace en distintos lugares del mundo".

Los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci Bonini se fugaron en la madrugada de ayer de la cárcel máxima seguridad ubicada en la localidad de General Alvear y por el hecho el gobierno provincial dispuso la remoción de toda la cúpula del SPB.

Además, se ofreció de una recompensa de $ 2.000.000 para los que puedan aportar datos del paradero de los prófugos.

Los prófugos, según la versión oficial, habrían escapado en primer lugar a bordo de un Fiat 128, tras amenazar a un guardia aparentemente con la réplica de madera de un arma y luego completaron la fuga une una camioneta, mientras se llevaba al custodio como rehén.

Los hermanos Lanatta y Schillaci estaban condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez (en el marco del tráfico de efedrina) en donde murieron Sebastián Forza y sus dos socios, Leopoldo Bina y Damián Ferrón, en el año 2008.