La esclava sexual inamovible

Martes 29 de diciembre de 2015

La estatua de bronce de la adolescente sentada en su silla, con los puños cerrados sobre las piernas y la mirada fija sobre la delegación diplomática, fue instalada frente a la embajada de Japón en Seúl el 14 de diciembre de 2011.Las integrantes del Consejo Coreano de Mujeres Esclavas Sexuales de Japón hicieron coincidir la ocasión con la protesta número 1.000 que organizaban frente a la sede diplomática para exigir que Tokio asumiera la responsabilidad de los sufrimientos que padecieron.


Las ancianas y varios cientos de simpatizantes exhibieron las habituales pancartas en las que exigían "compensaciones" y que Tokio "admitiera el crimen de guerra".Desde el primer día la creación artística de la escultora Kim Seo-kyung y su marido,se convirtió en el principal referente de las apodadas de forma eufemística 'mujeres de confort' hasta el punto de inspirar la aparición de decenas de réplicas no sólo en Corea del Sur sino en otras partes del mundo.

También se erigió en uno elemento añadido de controversia entre los dos países, ya que Tokio le otorgó el mismo simbolismo y consideró que su presencia ante la embajada era "muy lamentable", según la expresión de un portavoz oficial.Durante todos estos años, Japón ha exigido en repetidas ocasiones a Corea del Sur que traslade el monumento.

El diario Asahi Shimbun indicó que el primer ministro japonés Shinzo Abe exigió su remoción durante el crucial encuentro que mantuvo con la presidenta surcoreana Park Geun-hye el pasado 2 de noviembre, una cita que abrió paso al histórico pacto al que llegaron este lunes las dos naciones para zanjar la controversia de las 'esclavas sexuales'.

Tokio se ha comprometido a donar 8,6 millones de euros para un nuevo fondo de indemnizaciones para las 46 esclavas sexuales que todavía siguen vivas -eran 63 cuando se colocó la estatua- emulando el Fondo para Mujeres de Asia que creó en 1994 y mantuvo hasta 2007, del que se beneficiaron varios cientos de víctimas de esta práctica, incluidas varias decenas de surcoreanas.