Dan de baja a 130 empleados de la Secretaría de Comercio

Desde el Gobierno afirmaron que "decidimos no renovar esos contratos porque son ñoquis". "Algunos venían sólo seis días por mes. A otros todavía no los podemos encontrar", agregaron.
Viernes 8 de enero de 2016
Unos 130 empleados con contratos de asistencia técnica fueron dados de baja de la Secretaría de Comercio. "Sólo decidimos no renovar esos contratos porque son ñoquis", calificaron. "Algunos venían sólo seis días por mes. A otros todavía no los podemos encontrar", agregaron.

De acuerdo con fuentes oficiales, ni siquiera Augusto Costa -reemplazante de Moreno dentro del período de gestión kirchnerista en Comercio- había logrado desarticular esa fuerza. Costa, hombre de Axel Kicillof, siempre fue crítico de la gestión morenista.

Otros de los empleados desplazados pertenecían a la task force que el gobierno de Cristina Kirchner había creado, bajo la dirección del polémico funcionario, para la "intervención en Papel Prensa". Ese grupo especial fue desarticulado. En agosto de 2010, en plena guerra contra el grupo Clarín, Moreno presentó el documento "Papel Prensa: la verdad". Lo elaboró junto a Beatriz Paglieri, la primera interventora en el Indec, en 2007. Ayer en Comercio no supieron explicar cuáles eran los objetivos de esos trabajadores desde ese año, o sea, luego de la presentación del informe.

Cerca de Braun indicaron además que dentro de los 130 desvinculados de la dependencia había un grupo de dedicado a la "aprobación manual de las DJAI". Se trata de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación que sirvieron como trabas a las compras externas y que muchas veces estuvieron bajo sospecha por la discrecionalidad con la que se aprobaban o rechazaban.

El 31 de diciembre pasado, debido a una fallo de la OMC, las DJAI dejaron de existir. El Gobierno las reemplazó por el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) bajo el paraguas de nuevas posiciones arancelarias. "Aunque hay algunos detalles informáticos, Todo fluye mejor ahora", aseguró a este medio ayer un importador.

A pesar de las críticas que se levantan desde el kirchnerismo por las desvinculaciones, sobre todo en las redes sociales, en el Gobierno afirman que estos recortes buscan enfrentar la herencia. Frente a este, desafío el más crítico había sido Alfonso Prat-Gay. Cuando la semana pasada se lo consultó sobre el Indec, justamente un organismo que desde 2007 estuvo bajo el influjo de Moreno, afirmó: "La basura no es nuestra pero no tenemos ningún problema en limpiarla".

Tan poderosa era la presencia de Moreno en la Secretaría de Comercio que la primera foto que mostró a Costa apenas asumió como jefe de esa dependencia mostraba sobre la mesa de reuniones a Hernán Brahim, un ex policía que ayudó a Moreno a controlar precios en el Mercado de Liniers, se peleó con los productores agropecuarios en la Plaza de Mayo y se encargó luego de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) en el Indec. En la Secretaría de Comercio fue el director de Legales hasta que sufrió un ACV. Todos lo recuerdan por una imagen: el entonces senador Gerardo Morales lo echó a los gritos de una sesión de la cámara alta.