Crean la primera clínica contra la resaca

Su cración ha motivado las críticas de la Asociación Médica por considerar que alienta las borracheras.
Viernes 15 de enero de 2016
La clínica especializada en tratar los efectos producidos por el consumo excesivo de alcohol, con sede en Sídney, proporciona a sus pacientes líquidos intravenosos, vitaminas, medicamentos contra las náuseas y oxígeno por un coste que oscila entre los 66 y los 140 dólares, según la cadena local ABC.

La Asociación Médica Australiana (AMA) considera que la existencia de este tipo de clínicas puede alentar las borracheras descontroladas y alertó que no existen evidencias que respalden la eficacia de los tratamientos que brindan.

“Puede afectar a las personas con la innecesaria inserción de cánulas intravenosas”, comentó el vicepresidente de la AMA, Stephen Parnis, quien consideró que el consumo de alcohol excesivo además puede estar asociado a otros problemas como la depresión, traumas o la violencia, que corren el riesgo de ser ignorados.

Uno de los dueños de la clínica, el ex abogado Max Petro, aseguró a la ABC que la clínica estuvo bajo la supervisión de funcionarios del estado de Nueva Gales del Sur y hasta el momento no ha habido quejas y además contribuye a reducir la carga de trabajo en los servicios de emergencia de los hospitales públicos.