Google Earth descubre OVNI estrellado en la Antártida

Una intrigante fotografía, proveniente de la Antártida, está circulando por estos días en distintos blogs ligados al tema.
Martes 19 de enero de 2016
Se trata de una imagen satelital de Google Earth descubierta por el ufólogo ruso Valentin Degterev, a mediados de 2015, donde se ve una llamativa grieta en el hielo del continente blanco. Tal abertura contrasta con el paisaje que la rodea, lo que ha llevado a su descubridor a concluir que fue ocasionada por un platillo volador que se estrelló verticalmente en la nieve.

Si bien esta idea podría catalogarse como absurda o apresurada, algunas personas se entusiasmaron con esta posibilidad, por lo que buscaron archivos antiguos del mismo lugar donde se habría producido el presunto accidente. Así dieron con una foto, tomada en 2011 donde se aprecia la hendidura con mayor extensión y, lo más importante, con la “prueba” más importante: el supuesto OVNI estrellado acompañado por lo que parecieran ser cuatros imponentes “tanques” alineados.

Según los cálculos de estos “investigadores” el platillo tendría 73 metros de diámetro y 102 metros de altura… todo un gigante. En tanto, se cree que los presuntos vehículos tendrían probablemente 20 metros de largo. No hay huellas de sus recorridos, por lo que se presume que fueron cubiertas por la acción del viento y la nieve.

Como sacada de uno de los capítulos de la serie “Archivos Secretos X”, próxima a estrenar una nueva temporada, la escena de un OVNI cayendo, o bien teniendo un aterrizaje forzoso en la nieve, está presente en la mente de más de 280 mil internautas que han reproducido un video en Youtube donde se da a conocer este curioso “hallazgo”, el cual dejamos a continuación.

Siguiendo las coordenadas publicadas en distintos sitios web (77’.830248 S y 166’.831857 E), es posible reconocer huellas dejadas por vehículos motorizados muy cerca del lugar donde se piensa que hubo el mencionado incidente, y es que muy cerca de allí, está la base científica Scott de Nueva Zelanda, y unos pocos kilómetros más hacia el suroeste, está la base norteamericana McMurdo (la más grande de la Antártida). Ambas instalaciones científicas-militares se encuentran en el extremo meridional de la isla “Ross Island”, perteneciente al territorio antártico reclamado por Nueva Zelanda.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, es fácil intuir que de haber habido cualquier accidente de un OVNI, el personal de las mencionadas bases habrían sido los primeros en llegar y en investigar lo sucedido. Sin embargo, otra posibilidad, no considerada por los usuarios de Google Earth, es que la grieta, propiamente tal, pudo haber sido originada de manera natural por el deshielo y los vehículos que se ven a su alrededor en 2011, son los utilizados por los glaciólogos quienes quisieron estudiarla de cerca, apenas la detectaron. (Fuente: Guioteca- Contexto).