Falleció el director italiano Ettore Scola

El guionista y cineasta se encontraba en estado de coma desde el domingo pasado en un policlínico de Roma.
Miércoles 20 de enero de 2016
El guionista y cineasta nacido el 10 de mayo de 1931 en Trevico, sur de Italia se encontraba en estado de coma desde el domingo pasado en un policlínico de Roma y estaba acompañado por su esposa Gigliola y sus hijas Paola y Silvia.

Formado en la tradición de la comedia italiana de posguerra, escribió numerosos guiones antes de debutar como director con "Parliamo di donne", en 1964 y el último fue el documental "Que extraño llamarse Federico", acerca de su colega Federico Fellini.
Ettore Scola fue, no cabe la menor duda, uno de los grandes cineastas italianos de todos los tiempos y sus obras siguen siendo objeto de admiración más allá del paso del tiempo.


A los 84 años falleció el director italiano Ettore Scola, el autor de "Un día muy particular"


Incisivo, a veces polémico, innovador, pero por sobre todas las cosas agudo observador de los tiempos que le tocó vivir, supo ofrecer tanto en guiones como en películas.

Al promediar la década del 50, Scola dejó la carrera de abogacía para dedicarse al cine primero como guionista en línea con Ruggero Maccari, con quien trabajó en numerosas oportunidades, pero también con Agenore Incrocci y Furio Scarpelli, en filmes como "Las noches de Cleopatra", de Mario Mattoli, con Sofía Loren y Alberto Sordi, o "La marcha sobre Roma", de Dino Risi, entre muchos otros.

Precisamente con Maccari, y Tulio Pinelli, escribió para Dino Risi el guión de “Un italiano en la Argentina” (1965) con eje en un agente de prensa que encabeza una delegación italiana que viaja a Buenos Aires para participar en el Festival de Cine del Mar del Plata.

Sin embargo, su verdadera fortaleza se materializó en las películas que él mismo dirigió desde promediar la década del 60, con obras que muchas veces asumieron un fuerte compromiso a la hora de tocar temas dramáticos con un humor muchas veces corrosivo.

Ha dirigido a figuras notables de la cinematografía italiana, como Marcello Mastroianni, Sofia Loren, Vittorio Gassman, Ugo Tognazzi, Nino Manfredi, Stefanía Sandrelli, Alberto Sordi, Massimo Troisi, Diego Abattantuono, Sergio Castellitto y otros europeos, como Gerard Depardieu, Fanny Ardant, Vincent Pérez y Emanuelle Beart, Jean-Louis Barrault y hasta los estadounidenses Jack Lemmon y Harvey Keitel.

De su producción se destacan títulos memorables como “Hablemos de mujeres”, “Sucios, feos y malos”, "Nos habíamos amado tanto", “Señoras y señores, buenas noches”, su clásico “Un día muy particular”, “La terraza”, “Pasión de amor”, “La noche de Varennes”, y el “El baile”, según la puesta del Teatre du Soleil.

"Sucios, feos y malos" -con la que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes y que que en la Argentina estuvo varios años prohibida por la censura-, su mirada ácida a las clase marginales romanas, a las que observó impiadosamente pero con un toque de humor negro generó polémica y a la vez admiración, siendo considerada por muchos de sus seguidores como una auténtica obra maestra, en la que se destaca el trabajo de Nino Manfredi.

"Nos habíamos amado tanto", con Nino Manfredi y Stefania Sandrelli es la dura crónica de la historia de Italia, desde la posguerra hasta la década del 70, narrada a través de un grupo de amigos izquierdistas que se conocieron cuando en la guerra lucharon contra los nazis, un retrato del idealismo y la inevitable pérdida de las ilusiones que genera la escala social, el primer éxito internacional del realizador italiano Ettore Scola.

En el caso de "Un día muy particular", el éxito del filme protagonizado por Sofia Loren y Marcello Mastroianni superó la pantalla y la versión teatral, coescrita por Scola con Maccari, con la colaboración de Stefano Constanzo tuvo varias puestas muy aplaudidas como la que la Argentina interpretaron primero José Sacristán y Charo López, y tiempo después Daniel Fanego y Ana María Picchio.

En "El baile", Scola, otra vez con Maccari, escribió un guión sin diálogos, en el que cuenta, según la puesta en escena memorable y de acuerdo una historia que transcurre en un salón de baile francés que arranca en 1920 y atraviesa los años, describiendo los cambios que van operando en todo ese tiempo, a través de una excelente selección de temas musicales, con la colaboración de Jean-Claude Penchenat del Theatre du Campagnol.

También llevaron su sello “Macarroni”, “La familia”, “Splendor”, un homenaje al cine con eje en una sala de cine de un pueblo en las afueras de Roma, “¿Qué hora es?”, “Mario, María y Mario”, “Crónica de un joven pobre”, “La cena”, “Competencia desleal” y más recientemente los documentales “Gente de Roma” y “Qué extraño llamarse Federico”, acerca de Federico Fellini.

Además del reconocimiento de la crítica y del público en todo el mundo, Ettore Scola recibió numerosos premios en los festivales internacionales de Cannes, Berlín y Venecia, así como lauros como el Cesar y David de Donatello y estuvo nominado cuatro veces a los Oscar.