Confirman en Davos que regresa crédito de banca internacional

El equipo económico adelantó que Argentina recibirá un préstamo a un año por hasta US$ 6000 millones para engrosar las reservas del Banco Central.
Jueves 21 de enero de 2016
Davos resultó ser así el lugar ideal para que el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, y el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, transmitieran, aun antes de la llegada del presidente Mauricio Macri, el mensaje al mundo de que el país no sólo está abierto a recibir inversiones, sino que además está haciendo todos los deberes para revertir los condicionamientos que hasta ahora lo venían alejando del mundo.

La semana próxima se anunciará finalmente la concreción del préstamo de hasta US$ 6000 millones para engrosar las reservas del Banco Central, que se viene negociando con un puñado de bancos extranjeros.

En el equipo económico aseguran que el dinero, que se prestará a un año de plazo, sólo se usará en caso de que algún evento externo afecte a la Argentina (en un contexto de gran turbulencia global), pero que, de continuar la situación actual del mercado cambiario, es probable que el préstamo se precancele a los seis meses.

En declaraciones a agencias de noticias internacionales, el ministro Prat-Gay también dijo que el Gobierno tiene la voluntad de someterse a la revisión del artículo IV por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI). "Queremos el artículo IV porque no tenemos nada que ocultar", declaró el funcionario a la agencia Bloomberg.

Funcionarios de organismos internacionales y de varios gobiernos se interesaron por el caso argentino, sobre todo, por la salida del cepo cambiario. En reuniones privadas, representantes del Tesoro de Estados Unidos expresaron su respaldo a la gestión de Macri. No sólo avalaron la salida del cepo, sino que intentaron hacerse de detalles de cómo seguirá la negociación con los holdouts y de la situación de las reservas del BCRA.