El turismo en Pinamar cayó un 40%

Mesas vacías y poca gente en las calles evidencian la baja en las visitas y el nivel de consumo. Culpan a los bajos precios de Brasil.
Domingo 24 de enero de 2016

Las mesas de la tradicional confitería Innsbruck de Pinamar se encuentran vacías demostrando que la temporada no está a la altura de las predicciones que habían hecho los empresarios.

Fuentes del sector aseguran que el turismo en las playas más exclusivas de Argentina cayó más del 40 por ciento en relación al año pasado.

La baja en el número de visitantes y en el nivel de consumo preocupa a los comerciantes.

Las razones para que esta temporada no sea tan buena son varias. Por un lado, muchos anticiparon sus vacaciones al comprar paquetes en cuotas o aprovecharon la gran cantidad de fines de semana largos para hacer escapadas.

Además, algunos esperaron ver qué pasaba con el dólar. Otra razón es que Brasil devaluado, muy barato, se convirtió en un gran imán para el turismo de clase media. El clima tampoco ayuda este verano: demasiada lluvia y bajas temperaturas.