Pichetto ofrece apoyo a cambio de fondos para provincias

El jefe de los senadores del PJ propuso un acuerdo para avanzar en la agenda oficial si la Casa Rosada devuelve el 15% de la coparticipación y financia obras.
Miércoles 27 de enero de 2016
El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto (Río Negro) planteó la necesidad de alcanzar un "acuerdo institucional" con la administración de Mauricio Macri para que las provincias recuperen el 15% de coparticipación que aportan a la Anses y se reanude el financiamiento de las obras públicas que se encuentran paralizadas desde octubre.

A cambio, Pichetto le ofrece a la Casa Rosada el apoyo del PJ a un paquete de iniciativas legislativas en temas sensibles para el nuevo gobierno, que incluiría el acuerdo para los jueces de la Corte nombrados por decreto, el levantamiento de la ley cerrojo, que impide mejorar la oferta a los holdouts, y la autorización para tomar nueva deuda, entre otros temas, según publica hoy La Nación.

"Lo primordial es garantizar la gobernabilidad de las provincias. Que se garantice la asistencia financiera, en el marco de un acuerdo de gobernabilidad de la Nación con los gobernadores, y que ese acuerdo contemple las necesidades legislativas de la agenda del gobierno nacional", afirmó Pichetto a un matutino porteño..

El senador rionegrino fue más allá y planteó las necesidades del PJ. "Para nosotros es importante la restitución del 15% y la continuidad de las obras públicas contempladas en el presupuesto de 2016 que votamos el año pasado en el Congreso de la Nación".

Pichetto puso especial énfasis en el punto de la infraestructura. "La continuidad de esas obras en todas las provincias tiene que estar en la base de cualquier acuerdo político parlamentario institucional", aseguró.

"A cambio, nosotros le garantizaríamos al Gobierno la aprobación de varios temas, que podría incluir la designación de jueces de la Corte, la modificación de la ley cerrojo, un permiso para endeudarse en el exterior, la creación de una agencia federal de lucha contra el narcotráfico y la aprobación del presupuesto 2017", agregó el presidente del bloque del FPV en la Cámara alta.

De esta manera, y a pocas horas del crucial encuentro que los gobernadores peronistas sostendrán hoy con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el jefe de los senadores peronistas volvió a tomar distancia de la actitud combativa demostrada por los sectores del FPV que responden a la ex presidenta Cristina Kirchner y mostró la cara dialoguista de un PJ que tiene en cuenta las responsabilidades institucionales de los dirigentes que administran provincias, en su mayoría con importantes dificultades financieras en sus territorios.

De hecho, Pichetto fue uno de los asistentes a la cumbre que los mandatarios del PJ realizaron el sábado último en San Juan. Molestos por el incremento de la coparticipación a la Capital Federal dispuesta por Macri y la paralización de las obras públicas, los gobernadores anticiparon que pedirán, en caso de ser necesario ante la Justicia, la restitución del 15% de la coparticipación que las provincias ceden para financiar la Anses.

En una de sus últimas medidas, Cristina Kirchner les había devuelto a las provincias esos fondos por decreto, replicando el fallo de la Corte que les reconoció ese derecho a Santa Fe, San Luis y Córdoba; pero Macri lo derogó.

La propuesta de Pichetto tendría buena acogida en el Senado, donde los gobernadores tienen fuerte predicamento sobre sus representantes. En otras palabras, un acuerdo del Gobierno con los mandatarios peronistas le permitiría garantizarse a Macri la docilidad del PJ, en una cámara donde tiene amplia mayoría (41 senadores sobre 72 miembros) y el kirchnerismo ortodoxo, que se descuenta rechazaría cualquier ayuda al Poder Ejecutivo, no llega a la decena de legisladores.

El panorama es diferente en Diputados. Allí, el "cristinismo" tiene mayor predicamento, contaría con unos 40 legisladores de un total de 92, y controla a las autoridades de la bancada. Se trata, en su mayoría, de legisladores que en la jerga se conocen como "sin techo", es decir que vienen de provincias que no gobiernan sus partidos.

Sin embargo, en el encuentro de San Juan los gobernadores llegaron a un principio de acuerdo para armar una fuerza propia de algo más de 20 diputados liderada por el anfitrión del encuentro del sábado, el sanjuanino José Luis Gioja. Ese sector, en el que comulgarían legisladores que responden a mandatarios como Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco) y Sergio Casas (La Rioja), entre otros, terminaría inclinando la balanza en la Cámara baja a favor del oficialismo. (Fuente: La Nación).