Estudiantes le ganó a Boca y se quedó con la Copa de Oro

El Pincha se impuso por 2 a 0 y se quedó con el certamen que se disputó en Mar del Plata. Los de goles del conjunto de Vivas fueron convertidos por Gastón Fernández y Elías Umeres.
Miércoles 27 de enero de 2016
Estudiantes se aprovechó del mal momento de Boca Juniors, lo venció por 2-0 y se quedó con la Copa de Oro de Mar del Plata en la que además había vencido al Racing Club en la jornada inaugural.

Gastón Fernández, en la primera mitad, y Elías Umeres, en la segunda parte, le dieron la victoria al conjunto pincharrata que capitalizó dos groseros errores defensivos del equipo auriazul que sumó su tercera caída en lo que va de la temporada estival.

Acaso para el xeneize lo más positivo fue el regreso de Fernando Gago, quien ingresó a los 10 minutos del segundo tiempo tras más de cuatro meses de inactividad debido a una afección en el tendón de Aquiles.

Pero la única buena tuvo su contracara en la lesión que sufrió Leonardo Jara, quien, por los gestos del jugador al dejar el terreno en camilla, resulta preocupante.

Estudiantes sacó provecho de una nueva falla defensiva xeneize para ponerse en ventaja en la primera mitad. Corrían 35 minutos cuando Cristian Pavón le dio un pase incómodo a Andrés Cubas, el volante cedió ante la presión y Estudiantes hilvanó un contraataque que definió la Gata Fernández ante la pasividad de la defensa de Boca que volvió a marcar muy mal las pocas veces que la inquietaron.

Hasta entonces el partido era parejo, con el equipo platense manejando mejor la pelota, pero sin demasiada profundidad y con Boca inquietando a Mariano Andújar en un par de oportunidades.
De hecho los conducidos por Rodolfo Arruabarrena debieron ponerse en ventaja sobre los 10 cuando el juvenil Alexis Messidoro recibió bien habilitado y definió con clase, pero el árbitro Pedro Argañaraz anuló la conquista cobrando un offside inexistente.

Siete minutos más tarde Federico Carrizo recibió un centro preciso de Pablo Pérez y su cabezazo a quemarropa derivó en una impresionante salvada de Andújar.

Pero llegó esa réplica y lo que Boca venía insinuando se diluyó. Desde entonces y hasta el final del segmento Estudiantes fue más y tuvo un par de chances para ampliar la diferencia.

En el comienzo del segundo capítulo Boca volvió a sufrir uno de los tantos "golpes de calor" de este verano. Magallán, en otra noche olvidable, y Nicolás Colazo cometieron una seguidilla de "horrores" en los metros finales y le permitieron a Umeres liquidar el pleito.

Poco hubo a continuación y hasta el epílogo. Regresó Gago, tras aquella lesión en el Monumental que lo dejó al margen de las canchas en septiembre, pero aportó poco.

Y Estudiantes, sin hacer nada del otro mundo, terminó ganando merecidamente ante un Boca que no levanta cabeza y que viajará a Mendoza para afrontar el segundo Superclásico veraniego con más dudas que certezas.