El Gobierno estudia cambios en tarifas del transporte público

El ministro Guillermo Dietrich dijo que se mantendrán los subsidios. Pero que se analiza la "estructura de costos" para "tomar definiciones" en el valor de los boletos.
Sábado 30 de enero de 2016
El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, garantizó hoy la continuidad de los subsidios en esa área, aunque advirtió que evalúan "las estructuras de costos" de los servicios para "tomar definiciones" sobre el precio de los boletos.

"Siguen los subsidios, pero estamos terminando de ver las estructuras de costos, la evolución de costos de los últimos meses del año. Hay un montón de costos del sistema que no fueron reconocidos desde hace 7 u 8 meses. Estamos evaluando todos los números para tomar definiciones", señaló Dietrich. En declaraciones a radio Continental, el funcionario afirmó además que "a mediano y largo plazo" el subsidio al transporte va a estar "más orientado a la capacidad económica de la demanda".


Si bien dijo que las decisiones sobre las tarifas no será en el corto plazo, recordó que en el Área Metropolitana de Buenos Aires los precios de los boletos de colectivo no aumentan desde julio de 2014, aunque lo diferenció de lo que ocurre con los trenes.

"El boleto de tren ha ido aumentando porque a medida que se fueron haciendo inversiones. Hoy hay trenes en los que se paga un peso, otro 2 pesos y creo que hay algún tren que se paga 3 pesos. Las variaciones en términos nominales es chica, pero en porcentual es muy grande", sostuvo.

Dietrich insistió con que el Gobierno trabaja "en distintos planos, el tarifario y la estructura de costos" y aseguró que "a medida que se consolide toda la información, se tomarán las decisiones, con una visión de mediano y largo plazo".

En ese plan figura la implementación de una "tarifa multimodal plana", recordó Dietrich, que privilegiará "a los que viven más lejos, que son los que menos tienen respecto a los que viajan en auto".

Dietrich también diferenció la situación que se vive en el AMBA con lo que ocurre en las provincias, principalmente en Buenos Aires, donde todo está peor".

Por eso, el funcionario resaltó que están trabajando para implementar el sistema SUBE en todo el país, ya que es "un sistema que funciona muy bien" y que "es un aporte muy importante" hacia adelante.

"El Gobierno anterior tuvo una constante discriminación para el interior. Nosotros estamos comprando todas las máquinas SUBE para el interior. Pero en todo te encontrás con una piedra. Cuando quisimos sacar la licitación, estaba todo muy armado. De mínima, los pliegos de las compras de las máquinas no posibilitaban tanta competencia", explicó.

Y, añadió: "La otra cara, quiero destacar que el SUBE es un sistema que funciona muy bien. Es un aporte muy importante para todo lo que queremos hacer para adelante".