Tras protesta, se normalizó el servicio de línea D de subtes

Empleados de una empresa de seguridad privada realizaron un reclamo en la estación José Hernández. Horas más tarde, el servicio se normalizó.
Jueves 4 de febrero de 2016

La línea D de Subterráneos prestaba un servicio limitado entre las estaciones Catedral y Carranza como consecuencia de un bloqueo de vías protagonizado por trabajadores tercerizados en José Hernández.

La protesta comenzó a las 5:00 y es llevada a cabo por un grupo de vigiladores privados que exigen la reincorporación de compañeros despedidos.

Inicialmente, el servicio de la línea D, que es utilizada diariamente por 260 mil usuarios, fue totalmente interrumpido, pero luego Metrovías logró instrumentar un servicio limitado.

Voceros de los trabajadores manifestaron ante la prensa que la protesta es por tiempo indeterminado dependiendo de la posición que adopte el gobierno de la ciudad y la empresa.

"Esperamos una respuesta del gobierno, mientras tanto no vamos a cesar en el corte. Hace cuatro meses que recibimos siempre las mismas respuestas, cuando sabemos que fuimos perseguidos por perjudicar económicamente a la empresa", indicaron.

"Pedimos disculpas a los usuarios pero esto no comienza en nosotros, es responsabilidad dela empresa que nos tercerizó y nos puso en condiciones para realizar un reclamo justo por nuestros derechos", añadieron.

Por su parte, a través de un comunicado de prensa, la concesionaria afirmó que la medida de fuerza es llevada adelante por "personas que mantienen un conflicto laboral con una empresa que presta servicios de seguridad privada en distintos ámbitos de la Ciudad, y es en reclamo a su empleador que impiden la operación de la Línea D".

"Debido a esta irregular situación se dio inmediata intervención a la Policía Metropolitana y se realizarán las denuncias ante las autoridades. Es importante aclarar que cualquier controversia de carácter laboral debe ser dirimida en el ámbito correspondiente, sin tomar de rehenes a los usuarios", añadió el comunicado.

Además, Metrovías lamentó "los inconvenientes que esta situación absolutamente injustificada provoca en los miles de pasajeros que utilizan la red de Subte para trasladarse por la Ciudad".