Racing logró un valioso empate en México y se acerca a la fase de grupos

La Academia igualó 2 a 2 ante el Puebla y quedó bien posicionado para la revancha en Avellaneda. Bou y Noir convirtieron los goles para el equipo de Sava.
Jueves 4 de febrero de 2016
Racing logró un valioso empate 2-2 ante el Puebla en el Estadio Cuahtémoc, en México, y hasta pudo haber obtenido el equipo de Facundo Sava un premio mayor en este juego de ida por la fase inicial de la Copa Libertadores de América.

El 2-2 lo aportó a los 28 minutos del segundo tiempo Ricardo Noir, quien acababa de ingresar como relevo, al recoger un pésimo rechazo frontal de la retaguardia azteca y resolver sin el menor inconveniente.

Por un doblete del argentino Matías Alustiza, Puebla prevalecía en el tanteador desde el minuto 9 de esa segunda mitad, cuando concretó un penal valiéndose de un remate sereno y seguro.

La falta fue correctamente sancionada por el árbitro uruguayo Fedorczuk, como consecuencia de una infracción cometida por Sebastián Saja.

La igualdad temporal para Racing la había obtenido el especialista Gustavo Bou, a los 13 minutos, al aprovechar el centro rasante que lanzó desde la izquierda Marcos Acuña y no interceptó el arquero argentino Cristian Campestrini.

El local ganaba desde el minuto 2, cuando Alustiza, de tiro libre, colocó la pelota con potencia a la izquierda de la valla de Saja, quien al intentar desviar el remate golpeó su cabeza contra un poste, por lo que lamentó un corte, no obstante lo cual continuó en la cancha vendado.

El desquite se realizará el miércoles próximo en el Cilindro de Avellaneda.

El ganador de esta serie se clasificará para intervenir en el Grupo 3, junto con Boca Juniors, los bolivianos del Bolívar y los colombianos del Deportivo Cali.

A la Academia se le complicó el cotejo desde el principio, porque Alustiza supo cotizar en la red ajena la velocidad que toma la pelota en la altura sobre el nivel del mar y batió a Saja de tiro libre, favorecido por una barrera escasa en número y que insólitamente se recogió.

Al visitante lo favoreció la voracidad y eficacia de Bou para poner el 1-1 sin mayores demoras, como para devolverle la tranquilidad a los suyos.

En el segundo capítulo los mexicanos ratificaron que atacan mucho mejor de lo que defienden y Saja volteó a un adversario dentro del área para evitar que completara el giro y pudiera rematar, por lo que el juez acertó al dar el penal, que Alustiza una vez más utilizó con pericia.

Pero un horror de la última línea anfitriona le sirvió a Noir para establecer el 2-2 que le pinta a Racing un panorama alentador para el desquite de la semana próxima.