Lanzan un sistema para vigilar precios de supermercados

Los comercios deberán informar en tiempo real sus listas. Así, los consumidores podrán comparar y decidir vía la Web. La iniciativa se conocerá por resolución oficial este viernes.
Martes 9 de febrero de 2016
El Gobierno se prepara para atacar la inflación con mayor intensidad con el fin de cumplir su difícil objetivo de 25% para 2016, y lo hará sumando dos medios de control a través del ministerio de Producción. La iniciativa se conocerá por resolución oficial este viernes. Se trata de un sistema de información de precios “en tiempo real” y “estrictamente controlado” a costa de multas, al que se podrá acceder vía internet y servirá de guía para los consumidores. También se relanzará la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), que utilizará los datos obtenidos para combatir las “prácticas monopólicas” de cada industria.

La evolución de la inflación toma cada día más relevancia en un contexto en donde las voces oficiales sostienen que los precios se están desacelerando, mientras que las estimaciones privadas señalan que en febrero se podría llegar a un alza máxima de 4%. Tras la fuerte suba de diciembre, la variación es clave para el desarrollo de las paritarias, y también puede tornar más caras las exportaciones, por lo que podría volver insuficiente la devaluación de diciembre.

El nuevo sistema de información de precios dependerá del Director Nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Muiño, y consistirá en que las grandes cadenas de supermercados de todo el país deberán informar obligatoriamente los precios de todos sus productos a una página web de actualización inmediata, que cada consumidor podrá consultar desde una computadora o teléfono móvil.

El plan se implementará en etapas y comenzará con los productos de la canasta básica. El objetivo es que funcione como “un mecanismo permanente”. Para los pequeños y medianos comerciantes la adhesión será optativa.

El propio presidente Mauricio Macri pidió que en caso de incumplimiento con la información se castigue con multas. Las sanciones a aplicar serán las previstas en las actuales leyes de Lealtad Comercial (art. 18) y de Defensa del Consumidor (art. 47). Desde el ministerio de Producción, a cargo de Francisco Cabrera, trataron de disipar el concepto de control al afirmar que “el consumidor impulsará la competencia a través de la información y su elección”. Se trata de “darle el poder al ciudadano”, afirmaron.

A su vez el Gobierno impulsará una nueva CNDC, que dependerá del subsecretario de Comercio Interior, Javier Tizado(h), y su función será analizar las prácticas monopólicas en distintas industrias, en base a la información del sistema en tiempo real. La entidad buscará “velar por los intereses de los consumidores”.

El organismo también pretende llegar a un promedio de 45 días administrativos para la realización de fusiones y adquisiciones, con el fin de “potenciar inversiones”, según informaron desde el ministerio.

El secretario de comercio, Miguel Braun, afirmó: “Creemos en el cumplimiento de las leyes, en la transparencia informativa y en el poder de la tecnología. El Estado tiene que ser garante de todo ésto. La arbitrariedad termina generando corrupción”.

La iniciativa se suma a los procesos de negociación por la modificación del impuesto a las ganancias, el aumento en las asignaciones familiares y la quita del IVA para productos de la canasta básica.