Papa visita México, segundo país con más católicos

En su decimosegundo viaje apostólico, el Sumo Pontífice llegará a Cuba a las 14 de la isla (16 hora de Argentina), donde se reunirá con el patriarca ortodoxo ruso Kirill y luego irá a tierras aztecas.
Jueves 11 de febrero de 2016
El papa Francisco partirá este viernes hacia México donde llevará un mensaje de respaldo a los migrantes y pueblos originarios, en un viaje en el que hará una escala previa de tres horas en Cuba para reunirse con el patriarca ortodoxo ruso Kirill, en el primer encuentro de la historia entre representantes de dos de las grandes iglesias cristianas.

En su decimosegundo viaje apostólico, el Sumo Pontífice partirá de Italia a las 7.45 locales (3.45 de Argentina) para llegar a Cuba a las 14 de la isla (16 hora de Argentina), en donde será recibido en el aeropuerto de La Habana por el presidente Raúl Castro antes de mantener un encuentro privado de cerca de dos horas con Kirill, en un gesto que la Santa Sede definió como "histórico" tras el Cisma entre ambas Iglesias de 1054.

"La Santa Sede y el patriarcado de Moscú desean que sea una señal de esperanza para todos los hombres de buena voluntad, invitando a todos los cristianos a rezar con fervor para que Dios bendiga este encuentro, que dé buenos frutos", auguraron al dar al conocer el encuentro.

En la capital cubana, ambos líderes cristianos firmarán una resolución conjunta y a las 17.30 locales (19.30 de Argentina) Francisco seguirá su viaje en el vuelo AZ330 de Alitalia hacia el país azteca, al que llegará dos horas más tarde y será recibido en el aeropuerto del DF por el presidente Enrique Peña Nieto, "reforzando" el carácter de Estado de la visita.

Allí comenzará el séptimo viaje de un Papa al país que tiene más de 110 millones de católicos, luego de la saga de cinco visitas que inició Juan Pablo II en 1979, cuando aún no había relaciones diplomáticas entre México y el Estado del Vaticano, y de la ida de Benedicto XVI en febrero de 2012.

El primer encuentro del Pontífice con el pueblo mexicano, confirmó el vocero papal Federico Lombardi a Télam, será un recorrido de 19 kilómetros desde el aeropuerto hasta la nunciatura en uno de los cinco papamóviles que estarán a disposición del Santo Padre en suelo azteca.

Francisco será, en la tarde del sábado 13, el primero de todos los papas en ser recibido en el Palacio Nacional de la capital mexicana antes de partir hacia uno de los puntos más importantes de su estadía: la visita al Santuario de la Virgen de la Guadalupe previsto para esa misma tarde, donde el Pontífice ya adelantó que "rezará, solo, todo el tiempo que considere necesario".

"Yo le voy a pedir a la Virgen, junto con ustedes, que les de esa paz, que la guadalupana les regale la paz del corazón, de la familia, de la ciudad, y de todo el país", adelantó Francisco sobre su visita al templo.

Tras la visita a la "guadalupana", el domingo 14 Francisco dará su tradicional Angelus en la localidad de Ecatepec, donde llegará en helicóptero antes de regresar a la capital para visitar un hospital pediátrico.

El lunes 15, en tanto, el Obispo de Roma se encontrará en Chiapas con representantes indígenas, donde hará una misa, mientras que al día siguiente encabezará un encuentro con jóvenes en Morelia.
En esa línea, el embajador mexicano ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer, destacó en diálogo con Télam que el Obispo de Roma, "eligió de manera personalísima cada lugar al que irá" y visitará "las dos fronteras del país, con su viaje a Ciudad Juárez al norte y a Chiapas en el Sur".

Sobre el mismo punto reflexionó Lombardi, que recordó que el 15 de febrero será una "jornada dedicada a los indígenas" pero también "a la frontera de ingreso de los migrantes", porque "México es un gran espacio de paso de sur y Centroamérica hacia el norte".

"El papa va a la frontera sur, donde los migrantes entran, y después va al extremo norte, donde los migrantes buscan salir", estableció Lombardi, que agregó que ese día Francisco "entregará un decreto de autorización de uso de lenguas indígenas en la liturgia, lo que vuelve oficial la autorización de la Iglesia, por parte del papa, a usar esas lenguas".

El miércoles 17, en tanto, el Obispo de Roma encabezará una histórica misa en Ciudad Juárez, a menos de 100 metros de la frontera con Estados Unidos, que será seguida por miles de fieles de la diócesis de El Paso en suelo estadounidense y en la que se espera un fuerte mensaje de papal por la migración.

"El mensaje del Santo Padre es esperanzador por la agenda que asumió", enfatizó el embajador de México en el Vaticano.
En esa dirección, el propio Pontífice planteó algunos de sus deseos antes de llegar al país azteca, en donde casi 400 mil voluntarios harán de "barrera humana" para los cerca de 400 kilómetros que el Papa hará por tierra.

"Yo voy a México como un peregrino, voy a buscar en el pueblo mexicano, que me den algo. No voy a pasar la canastita, quédense tranquilos, pero voy a buscar la riqueza de fe que tienen ustedes, voy a buscar contagiarme de esa riqueza de fe", afirmó el argentino en un videomensaje a principios de febrero.