Servini de Cubría será la jueza del triple crimen de la efedrina

La jueza federal formalizó la aceptación de la causa. El fiscal Bidone se había declarado incompetente en la segunda etapa de la investigación.
Viernes 12 de febrero de 2016
La jueza federal María Servini de Cubría será la encargada de llevar adelante las causas del Triple Crimen de General Rodríguez y la del contrabando de efedrina, luego que el fiscal bonaerense Juan Ignacio Bidone decidiera esta semana declararse incompetente en la segunda etapa de la investigación y enviar el expediente a la magistrada en Capital Federal.

Bidone es el fiscal que investigó la autoría material de las ejecuciones de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, por las que fueron condenados en diciembre de 2012 los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor y Marcelo Schillaci a cadena perpetua como partícipes necesarios. La segunda parte de la investigación está pendiente desde entonces. Bidone apunta a Ibar Esteban Pérez Corradi como el presunto autor intelectual, quien se convirtió en el prófugo más buscado desde la fuga de los Lanatta y Schillaci del penal de General Alvear a fines de 2015.

El juez a cargo del Juzgado de Garantías de Mercedes, Facundo Oliva, decidió conceder el pedido de Bidone y declinó la competencia sobre la investigación del triple crimen de General Rodríguez. Ahora la jueza federal debe formalizar si acepta la causa. Fuentes muy cercanas a la investigación confirmaron que la magistrada viene analizando la conexidad desde antes e intercambiando información con el fiscal Bidone.

El argumento de Bidone es que el triple homicidio está directamente ligado a una organización de narcotráfico. Desde el inicio de la investigación se investigó la posible cobertura política o de las fuerzas de seguridad de los asesinos del triple crimen.

Servini investiga en su juzgado la responsabilidad política por el desvío de efedrina al narcotráfico entre 2005 y 2008. La jueza ya probó que el Gobierno kirchnerista autorizó el ingreso de 50 toneladas de ese precursor químico para la fabricación de metanfetaminas, la droga estrella de los carteles mexicanos.

Bidone dijo esta semana al juez de Mercedes que quedaba demostrado que lo mejor para la resolución del triple crimen era que ambas investigaciones sean apreciadas y juzgadas en su conjunto y que no se divida entre los distintos fueros.