Fiscales marcharon a un año del 18F: “Nisman fue asesinado”

Se desarrolló frente al Palacio de Tribunales, donde se encontraban la exesposa de quien fuera titular de la UFI-AMIA, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, su hija Iara y su madre, Sara Garfunkel.
Jueves 18 de febrero de 2016

A trece meses de la muerte de Alberto Nisman, un grupo de fiscales lo homenajeó hoy con un acto frente al Palacio de Tribunales al que asistió su familia y en el que denunció que su colega de la causa AMIA fue "asesinado".

El secretario general del gremio de los trabajadores judiciales y uno de los organizadores de la concentración en la Plaza Lavalle, Julio Piumato, abonó la teoría del asesinato al hablar ante la exesposa de Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, y su madre, Sara Garfunkel, al tiempo que repartió críticas contra el anterior gobierno de la presidenta Cristina Kirchner.

"Pasamos trece meses y todavía esperamos justicia", dijo Piumato en el marco de la convocatoria de los fiscales, al cumplirse un año de la multitudinaria movilización recordada como 18F.

Esta vez el acto tuvo lugar frente al Palacio de Tribunales, donde se utilizó el acoplado de un camión como escenario y tuvo como único orador a Piumato: estuvieron allí los fiscales José María Campagnoli, Ricardo Sáenz, Germán Moldes, Eduardo Taiano, Carlos Stornelli, Guillermo Marijuan, y Ricardo Wechsler; así como Pablo Lanusse, abogado de la familia de Nisman.

A diferencia de la convocatoria de 2015, a un mes de la muerte de Nisman, este acto no fue masivo: sí estuvo Iara Nisman, hija del fiscal, a quien los organizadores entregaron una placa conmemorativa con la imagen de la marcha realizada el año pasado bajo la lluvia, conocida como la "Marcha del Silencio",

Piumato criticó al kirchnerismo por haber "descalificado" al fiscal Nisman y dijo que "tenían que haberlo cuidado", ya que luego de haber hecho la denuncia por encubrimiento en el caso AMIA contra la Presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, la "mirada de la sociedad estaba encima suyo y también la de la comunidad internacional".

Además, el secretario gremial habló de "zona liberada" el departamento en el que Nisman vivía y apareció sin vida el 18 de enero de 2015, y también embistió hacia el anterior Gobierno por "no haber respetado" a la familia del fiscal.

"No hubo tormenta ni diluvio que nos dispersara, el pueblo argentino se hizo presente", dijo Piumato, en referencia a la movilización del año pasado de Congreso a Plaza de Mayo.

También, aunque sin nombrarla, Piumato deslizó críticas hacia la expresidenta Kirchner, quien poco antes de la movilización del año pasado sostuvo: "Nos quedamos con el canto, con la alegría, a ellos les dejamos el silencio".

"Decían que se quedaban con la alegría y que los demás con el silencio: era silencio de respeto al fiscal asesinado", apuntó.

También se lamentó porque internacionalmente la Argentina antes era conocida por los futbolistas Diego Maradona y Lionel Messi y que ahora lo son por el Papa Francisco y por ser "el lugar donde murió un fiscal que investigaba un acto de terrorismo" contra la AMIA.

"Eso no nos tiene que llenar de orgullo sino de vergüenza", remató.