Advierten sobre la necesidad de actualizar escalas de Ganancias

Diversos coinciden en que la actualización servirá para que las subas salariales conseguidas en paritarias no lleven los salarios a niveles similares a los de antes del anuncio formalizado por Mauricio Macri.
Sábado 20 de febrero de 2016

El economista Aldo Pignanelli afirmó que le "suena insuficiente y a veces hasta negativo" el paquete de medidas anunciado por el gobierno nacional para modificar el Impuesto a las Ganancias al tiempo que advirtió que al "no tocar la escala" del tributo, "la tablita es más regresiva que antes".


"Lo que ha hecho el Gobierno es dar un primer paso de una larga caminata, pero un paso corto y chueco, porque leyendo la letra chica uno se da cuenta que si bien se dan de baja 180 mil personas se incorpora más gente que antes no pagaba Ganancias", indicó.

.
n este contexto, el ex presidente del Banco Central sostuvo que al "no tocar la escala, la tablita es más regresiva que antes" e señaló que "cuando venga el ajuste de paritarias van a incorporar más gente".

.

La modificación en el mínimo no imponible de Ganancias provocará que parte de los contribuyentes que antes no era afectada por el tributo ahora quede alcanzada, como muchos solteros, pese a que en otros casos pondrá paños fríos a la fuerte presión tributaria.

Además, no implicará que una cantidad muy grande de trabajadores deje de abonar el impuesto, al menos en principio. Sin embargo, atenuará la presión fiscal a 180 mil asalariados, lo cual explica el costo anual de unos $49.000 millones que tendrá la medida.

El caso de las personas solteras es uno de los más notables ya que es probable que cantidad de personas que en la actualidad no pagaba Ganancias, pese a cobrar más de $30.000, ahora sí lo deba hacer ya que su inclusión o no en el tributo estaba anclado con el sueldo percibido en los primeros ocho meses de 2013.

Es decir, si una persona cobraba $14.900 en ese período y luego tuvo aumentos por paritarias no estaba afectada por el impuesto.

En cambio, si esa parte de los contribuyentes ahora cobra más de $22.656 en bruto y $18.880 de bolsillo, deberá pagar el polémico impuesto.

"Con la actualización se modifica el parámetro de referencia", indicó el tributarista José Luis Ceteri.

Otra parte de los contribuyentes afectados serán los concubinos, ya que no pueden deducir sus gastos.
Por otro lado, si se consideran los incrementos promedios de las paritarias de 2014 y 2015, y se estima un aumento del 25% nominal para el 2016, puede concluirse que ya estaban fuera del impuesto quienes percibieran este año un sueldo bruto superior a los $30.000 anunciados, que representa un incremento superior a 160%.

Según un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), ello es así "toda vez que según el decreto 1242 el impuesto no alcanzaba a todo aquel trabajador que en septiembre de 2013 tuviera una remuneración inferior a $15.000 brutos mensuales, cualquiera hayan sido los aumentos posteriores en su salario".

Sin embargo, los que si se verán beneficiados son los contribuyentes alcanzados por el tributo (por percibir un salario superior a $15.000 mensuales a septiembre de 2013) ya que verán aumentar sus deducciones computables.