"Alto riesgo" de HPV pueden provocar cáncer

Investigadores identificaron que 10 de los más de 100 tipos de virus del papiloma humano son clasificados como de "alto riesgo". Conducen a un tipo de cambios celulares anormales que pueden causar en el futuro cáncer de cuello uterino en las mujeres.
Lunes 22 de febrero de 2016
Las mujeres con células anormales en su cuello uterino a raíz del virus del papiloma humano se encuentran con mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama en el futuro, según sugirieron los resultados de un nuevo estudio.

Investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur identificaron que 10 de los más de 100 tipos de virus del papiloma humano -más comúnmente conocido como HPV- son clasificados como de “alto riesgo”. Esos casos conducen a un tipo de cambios celulares anormales que pueden causar en el futuro cáncer de cuello uterino en las mujeres.

En el estudio se revisaron cerca de 4 mil informes de mujeres que tuvieron un diagnóstico inicial de biopsias benignas en las mamas, pero que en los últimos años desarrollaron cáncer de mama.

Los investigadores identificaron 30 tipos de HPV de bajo riesgo y 20 tipos de de alto riesgo en 855 de los casos de cáncer de mama. Aunque no es concluyente, el hallazgo apoya una creciente evidencia que vincula al HPV con un pequeño subconjunto de cánceres de mama.

El HPV se transmite a las mujeres a través de relaciones sexuales con un hombre y se detecta a través de una prueba de Papanicolaou, utilizada para detectar cambios en el cuello uterino que pueden conducir al cáncer cervical. Si bien los investigadores no están seguros de cómo se transmite el HPV del cuello del útero a la mama, especulan que podría ser transmitida por las células blancas de la sangre por todo el cuerpo, incluyendo la mama.

El autor principal del estudio, el profesor John Lawson, dijo que el estudio encontró que el HPV tipo 18 fue el tipo más común identificado en las muestras de cáncer de mama, seguido por el HPV 16. La vacuna contra el VPH, conocida como Gardasil, gratuita para niños y niñas de 12 a 13, previene la infección de ambos tipos de HPV 18 y 16, así como también las variedades 6 y 11.

“Gardasil es muy eficaz para esos tipos, y si bien no tenemos suficiente evidencia para decirlo con seguridad, Gardasil debería ser eficaz en la prevención de los cánceres de mama y de cuello uterino asociados a esos tipos”, dijo Lawson.

“Asegurar que la gente reciba la vacuna es la cosa más obvia y sabia que se puede hacer, y que se aplica también a hombres jóvenes, ya que están involucrados en la transmisión sexual del HPV hacia las mujeres”.

Según la agencia gubernamental australiana Cáncer Australia, uno de cada 719 hombres y una de cada ocho mujeres será diagnosticada con cáncer de mama a los 85 años. Además de los altos niveles de radiación, no hay ninguna causa conocida para el cáncer de mama. Pero hay factores de riesgo asociados, como las diferentes mutaciones en los genes BRCA1 o BRCA2.

“La evidencia que está surgiendo, y con la que nuestro grupo está íntimamente involucrado, es que un puñado de virus probablemente causen cáncer de mama”, dijo Lawson. “El HPV es uno de ellos. El reto sigue siendo comprender plenamente el papel que juega el HPV como causante de cáncer de mama”.

Otro dato relevante de la investigación es que hubo una mayor prevalencia del cáncer de mama relacionados con HPV en las mujeres más jóvenes (por lo general a los 50 años), muy probablemente debido a su mayor actividad sexual.

EL HPV TIPO 18 ES EL MÁS COMÚN ENCONTRADO EN LAS MUESTRAS DE CÁNCER DE MAMA

Un experto en genética médica con la Universidad de Newcastle, el profesor Rodney Scott, dijo que al parecer el HPV representó una proporción “muy pequeña” de las mujeres que desarrollaron cáncer de mama a una edad más temprana. “Pero teniendo en cuenta el número de mujeres que presentan cáncer de mama en general, es importante que los nuevos estudios que se llevarán a cabo puedan demostrar una relación”, dijo.

“Los investigadores deben continuar con este trabajo, ya que una faceta importante del riesgo y la gestión del cáncer es la identificación de las mujeres que, posiblemente, puede desarrollar la enfermedad”, concluyó.